SALVARINA Cáps. dura (Cápsula dura)

Introducción

Prospecto: información para el  usuario

 

Salvarina cápsulas duras

Ibuprofeno / Cafeína / Dimenhidrinato

Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar este medicamento, porque contiene información importante para usted.

Siga exactamente las instrucciones de administración del medicamento contenidas en este prospecto o las indicadas por su médico o farmacéutico.

  • Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo.
  • Si necesita consejo o más información, consulte a su farmacéutico.
  • Si experimenta efectos adversos, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto. Ver sección 4.
  • Debe consultar a un médico si empeora o si no mejora después de 5 días.

Contenido del prospecto

1.   Qué es Salvarina y para qué se utiliza

2.   Qué necesita saber antes de empezar a tomar Salvarina

3.   Cómo tomar Salvarina

4.   Posibles efectos adversos

5.   Conservación de Salvarina

6.   Contenido del envase e información adicional.

 

1. Qué es Salvarina y para qué se utiliza

Salvarina es una asociación de ibuprofeno, dimenhidrinato y cafeína.

El ibuprofeno actúa reduciendo el dolor.

El dimenhidrinato actúa contra el mareo.

La  cafeína  tiene  una  acción  estimulante  del  sistema  nervioso  que  contrarresta  el  efecto de somnolencia que puede provocar el dimenhidrinato.

 

Salvarina está indicada para el alivio  del dolor y molestias asociados a la menstruación en mujeres adultas y adolescentes a partir de 12 años.

 

Debe consultar a un médico si empeora o si no mejora después de 5 días de tratamiento.

 

 

2. Qué necesita saber antes de empezar a tomar Salvarina

No tome Salvarina

 

  • Si es alérgico (hipersensible) al ibuprofeno, a otros medicamentos del grupo de los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), al dimenhidrinato, a la difenhidramina, a la cafeína o derivados de ésta (como aminofilina, teofilina) o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).
  • Si ha tenido reacciones alérgicas de tipo asmático al tomar antiinflamatorios, ácido acetilsalicílico u otros analgésicos.
  • Si  padece  o  ha  padecido  asma,  rinitis  o  urticaria,  pólipos  nasales  o  angioedema (urticaria generalizada acompañada de inflamación de pies, manos, garganta, labios y vías respiratorias) debido a que se puede producir una reacción alérgica cruzada entre el ácido acetilsalicílico y  otros antiinflamatorios no esteroideos (AINEs)
  • Si tiene o ha tenido úlcera, hemorragia de estómago o de duodeno o ha sufrido una perforación del aparato digestivo.
  • Si  padece  alguna  enfermedad  grave  del  hígado  (insuficiencia  hepática),  de  riñón (insuficiencia renal) o de corazón (insuficiencia cardíaca).
  • Si padece trastornos hemorrágicos o de la coagulación sanguínea.
  • Si padece porfiria (trastorno raro, normalmente hereditario, en el que se elimina gran cantidad de porfirina en heces y orina).
  • Si  padece  crisis  asmáticas,  alteraciones  cardiovasculares  graves  o  hipertensión  no controlada.
  • Si  padece  alteraciones  psíquicas  que  provocan  excitación  nerviosa,  crisis  en  las  que  aparecen movimientos  convulsivos (epilepsia)  con  o  sin  pérdida  del  sentido,  estados  de  ansiedad  e  insomnio (dificultad para dormir). 
  • Las niñas menores de 12 años no pueden tomar este medicamento.

 

Advertencias y precauciones 

 

Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar Salvarina.

 

  • Durante el tratamiento con este medicamento puede aparecer  úlcera, hemorragia o perforación  de  estómago  o  de  duodeno,  que  se  puede  notar    por  dolor  abdominal intenso o persistente  y/o por heces de color negro, o incluso se puede producir sin síntomas previos de alerta.

Este  riesgo  es  mayor  cuando  se  utilizan  dosis  altas  y  tratamientos  prolongados,  en pacientes  con  antecedentes  de  úlcera  péptica  y  en  los  ancianos.  En  estos  casos  su médico considerará la posibilidad de asociar un medicamento protector del estómago.

  • Informe a su médico si está tomando medicamentos que alteran la coagulación de la  sangre como  anticoagulantes orales o antiagregantes plaquetarios del tipo del  ácido acetilsalicílico. También debe comentarle la utilización de otros medicamentos que podrían aumentar  el  riesgo  de  que se produzcan dichas  hemorragias como los corticoides y los antidepresivos  inhibidores  selectivos  de  la  recaptación  de serotonina (ISRS).
  • Si padece la enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa su médico le indicará si puede o no  tomar  este  medicamento  pues  los  medicamentos  del  tipo  de  Salvarina  pueden agravar su enfermedad.
  • Si  padece  o  ha  padecido  una  enfermedad  cardiaca,  hipertensión  arterial  o  edemas (retención  de  líquidos),  su médico le indicará si  puede tomar este medicamento  ya que el ibuprofeno puede provocar  edema.
  • Los medicamentos antiinflamatorios/analgésicos como ibuprofeno se pueden asociar con un pequeño aumento del riesgo de sufrir un ataque al corazón o un ictus, en especial cuando se utiliza en dosis altas. No supere la dosis recomendada ni la duración del tratamiento.

 

  • Si se le producen erupciones en la piel o presenta síntomas o signos de síndrome de Stevens Johnson o Necrólisis Epidérmica Tóxica, el  tratamiento  con  Salvarina  debe  ser  suspendido,  y  debe  acudir  inmediatamente  a  un  médico,  informándole  de  que usted está tomando este medicamento. 

Estas reacciones se han  descrito con una frecuencia muy rara  en asociación  con la utilización de ibuprofeno e inicialmente aparecen como puntos o manchas circulares rojizas,  a  menudo  con  una  ampolla  central.  Otros  signos  adicionales  que  pueden aparecer  son  llagas  en  la  boca,  garganta,  nariz,  genitales  y  conjuntivitis  (ojos hinchados  y  rojos).  Estas  erupciones  en  la  piel  que  pueden  amenazar  su  vida,  a menudo  van  acompañadas  de  síntomas  de  gripe.  La  erupción  puede  progresar  a  la formación de ampollas generalizadas o descamación de la piel. El periodo de mayor riesgo de aparición de reacciones cutáneas graves es durante las primeras semanas de tratamiento. 

  • Si  padece  una  enfermedad  de  los  riñones  o  del  hígado,  especialmente  si  está  en tratamiento  simultáneo  con  diuréticos  el  riesgo  de  retención  de  líquidos  se  vería aumentado.  En  estos  casos,  la  dosis  de  ibuprofeno  debe  mantenerse  lo  más  baja posible y la función renal debe ser controlada por el médico.
  • En  caso  de  deshidratación  debe  asegurarse  una  ingesta  de  líquidos  suficiente  para prevenir el desarrollo de una insuficiencia renal. Se debe tener especial precaución en niñas con deshidratación grave (por ejemplo debida a una diarrea).
  • El  uso  habitual  de  analgésicos,  especialmente  cuando  se  toman  en  combinación, puede conducir a un tipo de insuficiencia renal conocida como nefropatía analgésica.
  • Los pacientes con enfermedades de riñón, de corazón, de hígado y aquellos que están siendo  tratados  con  diuréticos  o  con  antihipertensivos  del  tipo  inhibidores  de  la enzima convertidora de angiotensina (IECA) no pueden tomar este medicamento sin control de su médico. 
  • No  debe  tomar    simultáneamente  este  medicamento  con  otros  antiinflamatorios  no esterioideos  (AINE),  incluyendo  los  inhibidores  selectivos  de  la  ciclo-oxigensa-2 (Coxib).
  • Si está en tratamiento por una infección no tome este medicamento ya que Salvarina puede enmascarar la fiebre, que es un signo importante de infección.
  • Se  han  producido  algunos  casos  de  meningitis  asépticas  asociadas  al  uso  de ibuprofeno.
  • Si le han sometido a  cirugía mayor solo puede tomar este medicamento bajo control médico.
  • Debe  evitarse  la  toma  de  este  medicamento  si  tiene  varicela,  ya  que  no  puede descartarse que el ibuprofeno aumente esta infección.

 

 

Debe comentar su tratamiento con su médico o farmacéutico antes de tomar Salvarina si:

 

  • es sensible a otros antihistamínicos.
  • padece una enfermedad en la que se produce aumento anormal de la actividad de la glándula  tiroides  (hipertiroidismo),  aumento  de  la  presión  intraocular  (glaucoma)  o  alguna  enfermedad  que  provoque  obstrucción  del  aparato  urinario  o  del  tracto gastrointestinal (hipertrofia de próstata).
  • está  utilizando  algún  medicamento  que  produce  toxicidad  en  el  oído,  ya  que pueden quedar enmascarados síntomas de estos efectos tóxicos, como pitidos en los oídos, mareos o vértigos.
  • es diabético, debe tener en cuenta que la cafeína puede elevar los niveles de azúcar en sangre.
  • es sensible a teofilina, aminofilina.
  • tiene problemas de corazón incluida una insuficiencia cardiaca, angina (dolor torácico) o si ha sufrido un ataque al corazón, cirugía de bypass, arteriopatía periférica (problemas de circulación en las piernas o pies debido a un estrechamiento o a un bloqueo de las arterias), o cualquier tipo de ictus (incluido un “mini-ictus” o accidente isquémico transitorio “AIT”).
  • tiene la presión arterial alta, diabetes, el colesterol alto, tiene antecedentes familiares de enfermedad de corazón o ictus, o si es fumador.

 

A pesar de contener cafeína, este medicamento puede provocar somnolencia en algunos pacientes. 

Se  recomienda  evitar  la  exposición  a  temperaturas  muy  altas  y  seguir  unas  medidas higiénico-dietéticas  adecuadas,  como  una  adecuada  aireación  e  hidratación  durante  la administración de este medicamento.

Se  recomienda  no  tomar  el  sol  durante  la  administración  de  este  medicamento  porque podría producirse fototoxicidad.

 

Niños y adolescentes

 

Este medicamento está indicado para niñas a partir de 12 años.

No administrar a niñas menores de 12 años sin consultar al médico.

 

Interferencia con pruebas analíticas

 

Informe a su médico si está tomando Salvarina y le tienen que realizar alguna  prueba ya que podría interferir en los resultados.

 

Uso de Salvarina con otros medicamentos

 

Informe  a  su  médico  o  farmacéutico  si    está  tomando,  ha  tomado  recientemente  o podría tener que tomar cualquier otro medicamento. 

 

Salvarina puede afectar o ser afectado por otros medicamentos. Por ejemplo:

 

  • Analgésicos opiáceos (utilizados como sedantes y para el tratamiento del dolor).
  • Anestésicos y otras sustancias depresoras del Sistema Nervioso Central (SNC) como el alcohol.
  • Antiagregantes  plaquetarios  (como  ticlopidina  y  ácido  acetilsalicílico):  cuando  el ibuprofeno  oral  se  administre  a  pacientes  que  estén  en  tratamiento  con  ácido acetilsalicílico  como  antiagregante  plaquetario,  se  debe  separar  la  toma  de  ambos medicamentos. 
  • Antibióticos: como  aminoglucósidos  (estreptomicina,  gentamicina),  macrólidos (eritromicina, azitromicina),  quinolonas (norfloxacino, ciprofloxacino) y sulfamidas (sulfametoxazol, sulfadiazina, sulfinilpirazona).
  • Medicamentos anticoagulantes (p. ej. para tratar problemas de coagulación/evitar la coagulación, p. ej. ácido acetilsalicílico, warfarina, ticlopidina).
  • Anticolinérgicos  (utilizados  en el  alivio  de espasmos o contracciones de estómago, intestino y vejiga). 
  • Anticonceptivos orales.
  • Antidepresivos: como  los  antidepresivos  tricíclicos  (amitriptilina,  imipramina),  los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (fluoxetina, citalopram)  y los  inhibidores de la monoaminoxidasa.

 

  • Medicamentos que bajan la presión arterial alta (inhibidores de la ECA como captopril, betabloqueantes como medicamentos con atenolol y antagonistas de los receptores de angiotensina-II como losartán).

 

  • Antiinflamatorios (otros AINE y corticoides).
  • Antiparkinsonianos (utilizados para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson).
  • Baclofeno  (utilizado  para  tratar  las  contracciones  musculares  involuntarias  y persistentes). 
  • Barbitúricos  y  benzodiacepinas  (utilizados  como  hipnótico  sedantes  y anticonvulsivantes).
  • Broncodilatadores  adrenérgicos  y  teofilina  (utilizados  para  el  tratamiento  del  asma bronquial).
  • Calcio. 
  • Ciclosporina  y  tacrolimus  (inmunosupresores  utilizados  para  evitar  los  rechazos  en los transplantes).
  • Cimetidina (utilizado para el tratamiento del exceso de secreción gástrica y la úlcera de estómago).
  • Digoxina  y  glucósidos  cardiacos  (utilizados  para  el  tratamiento  de  problemas  de corazón). 
  • Disulfiram (utilizado en tratamientos de deshabituación de la ingesta de alcohol).
  • Diuréticos  (utilizados para aumentar la eliminación de orina).
  • Estimulantes del SNC (bebidas con cafeína,  medicamentos que contienen cafeína u otros medicamentos que producen estimulación del SNC).
  • Extractos de hierbas (como Ginkgo Biloba).
  • Hidantoínas (como fenitoína, utilizadas en el tratamiento de la epilepsia).
  • Hierro (utilizado para el tratamiento de la anemia): la cafeína disminuye la absorción de hierro, por lo que se debe distanciar su toma al menos 2 horas.
  • Hipoglucemiantes orales o insulina (utilizados en el tratamiento de la diabetes).
  • Inhibidores de la monoaminoxidasa que incluyen antidepresivos (como tranilcipromina, moclobemida), medicamentos para tratar la enfermedad de Parkinson (como selegilina),  anticancerosos  (como  procarbazina),  o  antiinfecciosos  (como linezolida). 
  • Litio (utilizado para el tratamiento de problemas psiquiátricos).
  • Medicamentos que puedan producir fotosensibilidad (reacciones en  la piel debidas  a  la sensibilidad a la luz solar).
  • Medicamentos con efectos taquicárdicos (como la tiroxina o efedrina). 
  • Metotrexato (utilizado en el tratamiento del cáncer y de la artritis reumatoide).
  • Mexiletina (utilizado para el tratamiento de las alteraciones del ritmo cardíaco). 
  • Mifepristona (utilizado para la interrupción voluntaria del embarazo).
  • Neurolépticos (utilizados para calmar la agitación y la hiperactividad neuro-muscular).
  • Pentoxifilina (utilizado para el tratamiento de problemas circulatorios).
  • Probenecid  (utilizado  para  el  tratamiento  de  la  gota  o  junto  con  la  penicilina  en infecciones).
  • Resinas de intercambio iónico:  como colestiramina (utilizadas para la reducción de los niveles de colesterol en sangre).
  • Tacrina (utilizado en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer).
  • Tabaco: el  uso  simultáneo del  tabaco con la cafeína contenida en este medicamento  aumenta  la degradación de la cafeína.
  • Trombolíticos (utilizados para disolver o desintegrar los coágulos de la sangre).
  • Zidovudina (utilizada  en  el  tratamiento  del SIDA). 

 

Otros medicamentos también pueden afectar o ser afectados por el tratamiento con Salvarina. Por tanto, debe consultar siempre a su médico o farmacéutico antes de utilizar Salvarina con otros medicamentos.

 

Toma de Salvarina  con alimentos y bebidas

 

No se deben tomar bebidas alcohólicas durante el tratamiento con Salvarina.

Si usted consume habitualmente alcohol (tres o más bebidas alcohólicas –cerveza, vino, licor– al día) tomar Salvarina le puede provocar problemas gástricos.

Limite el consumo de bebidas que contengan cafeína (café, té, chocolate y bebidas con cola) mientras esté tomando este medicamento.

 

La  toma  de  este  medicamento  con  alimentos  y  con  el  resto  de  bebidas  no  afecta  a  la eficacia del mismo.

Se  recomienda  tomar  Salvarina  conjuntamente  con  agua  u  otro  líquido.  En  general  se recomienda  tomarlo  durante  las  comidas  o  inmediatamente  después  de  comer,  para reducir así la posibilidad de que se produzcan molestias en el estómago.

 

Embarazo y lactancia

 

Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento.  

 

Debido a que Salvarina está indicada en el tratamiento del dolor menstrual, no se deberá administrar durante el embarazo.

 

Aunque  sólo  pasan  pequeñas  cantidades  del  medicamento  a  leche  materna,  no  se recomienda  tomar Salvarina durante la lactancia.

 

Conducción y uso de máquinas

 

La influencia de Salvarina cápsulas sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas puede ser importante. En algunos casos se puede producir somnolencia o disminución de la  capacidad  de  reacción  a  las  dosis  recomendadas,  por  lo  que,  si  así  fuera,  debe abstenerse de conducir y manejar maquinaria peligrosa.

Si  usted  experimenta  mareo,  vértigo,  somnolencia  u  otros  síntomas  mientras  esté tomando este medicamento, no deberá conducir ni utilizar maquinaria peligrosa.

 

3. Cómo tomar Salvarina

Siga  exactamente  las  instrucciones  de  administración  del  medicamento  contenidas  en este prospecto o las indicadas por su médico o farmacéutico. En caso de duda, consulte de nuevo a su médico o farmacéutico.

 

Adultos y adolescentes a partir de 12 años: 

 

Dosis inicial: 1 cápsula (200 mg de ibuprofeno) cada 4-6 horas según necesidad. 

Si  fuera necesario, se pueden administrar 2 cápsulas (400 mg de ibuprofeno) cada 6-8 horas, en adultos y adolescentes a partir de 40 Kg de peso.

 

No  se  excederá  en  ningún  caso  las  6  cápsulas  (1.200  mg  de  ibuprofeno)  en  24  horas repartidas en varias tomas.

 

Pacientes con insuficiencia renal, hepática o cardíaca:

 

Comenzar con la dosis menor de 200 mg de ibuprofeno 

 

Cómo tomar:

 

Salvarina  se toma por vía oral.

Las cápsulas deben tomarse  con un vaso de agua o de otro líquido en las comidas o con leche o inmediatamente después, especialmente si se notan molestias digestivas.

 

Se debe evitar el consumo de bebidas alcohólicas durante el tratamiento con Salvarina.

 

No  se  debe  tomar  la  última  dosis  en  las  6  horas  anteriores  a  acostarse  para  evitar  el posible insomnio, sobre todo en pacientes con dificultades para dormir.

 

La administración de este medicamento está sujeta la aparición de dolores y molestias de la regla. A medida que éstas desaparezcan se debe suspender el tratamiento.

 

Es  importante  que  utilice  la  dosis  más  baja  que  alivie/controle  el  dolor  y  no  debe tomar  Salvarina más tiempo del necesario para controlar sus síntomas.

 

Si  empeora  o  si  los  síntomas  persisten  durante  más  de  5  días  de  tratamiento,  debe interrumpirlo  y consultar a su médico.

 

Uso en niños

 

Este medicamento está indicado para niñas a partir de 12 años.

No administrar a niñas menores de 12 años sin consultar al médico.

 

Si toma más Salvarina del que debe

 

Los  síntomas  más  frecuentes  en  caso  de  sobredosis  son:  dolor  abdominal,  náuseas, vómitos, somnolencia, dolor de cabeza, movimientos involuntarios de los ojos, pitidos en los oídos, falta de coordinación en los movimientos, pupilas dilatadas, cara enrojecida, excitación, alucinaciones y confusión. 

 

Raramente se pueden producir síntomas más graves como hemorragia gastrointestinal, bajada de la  tensión  arterial  y/o  temperatura  corporal,  convulsiones, coma, parada cardiorrespiratoria y muerte.

 

Si se ha producido una intoxicación grave, el médico adoptará las medidas necesarias. 

 

Se debe tener en cuenta que los síntomas pueden tardar en aparecer más de 2 horas desde la sobredosis.

 

En caso  de sobredosis  o ingestión accidental  consulte inmediatamente a su médico o farmacéutico o llame al Servicio de Información Toxicológica, teléfono (91) 562 04 20, indicando el medicamento y la cantidad ingerida.

       .

4. Posibles efectos adversos

Al  igual  que  todos  los  medicamentos,  este  medicamento  puede  producir  efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

 

Durante el tiempo de comercialización de la asociación de ibuprofeno, dimenhidrinato y cafeína se han producido los siguientes efectos adversos cuya frecuencia no se ha podido establecer con exactitud: 

 

Los  que  se  pueden  producir  con  más  frecuencia  son:  erupciones  en  la  piel,  cansancio, somnolencia, dolor de cabeza y mareo.

 

Con  menos  frecuencia  se  pueden  producir:  úlceras  bucales,  prurito    (picor),    urticaria (ronchas, irritación y picor de la piel), púrpura (pequeñas manchas en la piel consecuencia de  rotura  de  vasos  sanguíneos),  angioedema  (urticaria  generalizada  acompañada  de inflamación  de  pies,  manos,  garganta,  labios  y  vías  respiratorias), rinitis (secreción nasal  aumentada), dificultades  respiratorias,  insomnio, ansiedad, intranquilidad,  tinnitus (pitidos en los oídos) y trastornos oculares.

 

Raramente: perforación y hemorragia gastrointestinal, esofagitis (inflamación, irritación o hinchazón del esófago), estenosis esofágica (estrechamiento del esófago), empeoramiento de la enfermedad diverticular (formación de pequeñas bolsas que se abultan en el colon), colitis  hemorrágica  inespecífica  (infección  intestinal  que  cursa  con  diarreas sanguinolentas), reacciones anafilácticas (reacciones alérgicas generalizadas que pueden cursar con hinchazón de cara, lengua y laringe, espasmos bronquiales, asma, taquicardia, bajada  brusca  de  la  tensión  arterial  y  shock),  parestesia  (sensación  de  hormigueo  o adormecimiento  de  alguna  parte  del  cuerpo,  especialmente  en  las  extremidades), alteraciones psiquiátricas como psicosis, nerviosismo, irritabilidad, depresión, confusión o  desorientación.    También  pueden  aparecer  trastornos  auditivos,  trastornos  oculares (ambliopía  tóxica  reversible),  alteraciones  en  la  sangre  (trombocitopenia,  leucopenia, granulocitopenia,  pancitopenia,  agranulocitosis,  anemia  aplásica  o  anemia  hemolítica), alteraciones  renales  (nefritis  intersticial,  síndrome  nefrótico  e  insuficiencia  renal), lesiones hepáticas (hepatitis), ictericia (coloración amarillenta de la piel y mucosas debida a un aumento de la bilirrubina), y rigidez de cuello.

 

Muy  raramente:  reacciones  ampollosas  en  la  piel  muy  graves  (como  el  Síndrome  de Stevens Johnson,  la Necrólisis Epidérmica Tóxica y vasculitis alérgica), eritema, caída del  cabello  y  reacciones  de  fotosensibilidad  (reacciones  de  sensibilidad  a  la  luz  solar intensa como  dermatits,  picor, enrojecimiento de la piel  y  eritema).  Excepcionalmente, pueden tener lugar    infecciones  de la piel  graves  y  complicaciones durante la varicela. También puede aparecer lupus eritematoso sistémico y meningitis aséptica (inflamación de las membranas que cubren el cerebro y médula espinal), en la mayor parte de los casos en pacientes con alguna enfermedad autoinmunitaria como lupus eritematoso sistémico.

También  pueden  verse  agravadas  las  inflamaciones  asociadas  a  infecciones.  Edema (hinchazón  por  retención  de  líquidos),  hipertensión  arterial  e  insuficiencia  cardiaca cuando  se  administra  conjuntamente  con  otros  antiinflamatorios,  infarto  de  miocardio,  ictus  e  insuficiencia  hepática.    Alteraciones  cardíacas  (en  caso  de  sobredosis  se  puede producir  taquicardia,  palpitaciones  y  alteraciones  del  ritmo  cardíaco).  También  puede aparecer    mareo  y  excitabilidad  sobretodo  en  niños,  la  cual  cursa  con  insomnio, nerviosismo,  temblores,  irritabilidad,  euforia,  delirio,  palpitaciones  y  en  algunos  casos convulsiones.  Glaucoma  (aumento  de  la  presión  intraocular  del  ojo),  dilatación  de  las pupilas, visión borrosa, visión doble, aumento de la mucosidad de los bronquios, náuseas, vómitos,  estreñimiento,  diarrea,  molestias  en  el  estómago,  disminución  del  apetito  y sequedad  de  boca.  Puede  aparecer  retención  urinaria,  impotencia  sexual,    porfiria (alteración  en la producción  del  pigmento de los  glóbulos rojos),  e hipotensión  arterial (disminución  de  la  presión  arterial).    También  puede  aparecer  hiperglucemia  o hipoglucemia  (aumento  o  disminución  de  los  niveles  de  glucosa  en  sangre),  taquipnea (aumento  de  la  frecuencia  respiratoria)  y  poliuria  (eliminación  anormalmente  alta  de orina). 

 

Si  experimenta  algún  episodio  de  mareos  o  palpitaciones  suspenda  inmediatamente  el tratamiento y consulte a su médico. 

 

Comunicación de efectos adversos  

 

Si  experimenta cualquier tipo de efecto  adverso, consulte a su médico o farmacéutico, incluso    si    se    trata    de        posibles    efectos    adversos    que    no    aparecen    en    este prospecto. También  puede  comunicarlos  directamente  a  través  del  Sistema  Español de  Farmacovigilancia  de  Medicamentos  de  Uso  Humano  http://www.notificaram.es. Mediante  la  comunicación  de  efectos  adversos  usted  puede  contribuir  a    proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento.

 

5. Conservación de de Salvarina

Mantener este medicamento fuera  de la vista y del alcance de los niños. 

No requiere condiciones especiales de conservación. 

No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en el envase  después de CAD. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica. 

Los  medicamentos  no  se  deben  tirar  por  los  desagües  ni  a  la  basura.  Deposite  los  envases y los medicamentos que no necesita en el Punto SIGRE de su farmacia. En caso  de  duda,  pregunte  a  su  farmacéutico  cómo  deshacerse  de  los  envases  y  de  los medicamentos que no necesita. De esta forma ayudará a proteger el medio ambiente.

 

6. Contenido del envase e información adicional

Composición de Salvarina

 

Los principios activos son: ibuprofeno, cafeína y dimenhidrinato.

Los demás componentes (excipientes) son: celulosa microcristalina, carboximetilalmidón sódico tipo A, silice coloidal, talco, estearato de magnesio, monoestearato de glicerol y povidona.

 

Aspecto del producto y contenido del envase

 

Salvarina se presenta en forma de cápsulas de gelatina dura de color salmón/amarillo.

Se  presenta  en    cajas  contiendo  12 ó 24  cápsulas  acondicionadas  en  blísteres  de aluminio.

 

Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación

 

Laboratorios SALVAT, S.A.

Gall, 30-36. 08950 Esplugues de Llobregat 

BARCELONA -  ESPAÑA

 

Fecha de la última revisión de este prospecto: Noviembre 2015

 

La  información  actualizada  y  detallada  de  este  medicamento  está  disponible  en  la página web de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS)

http://www.aemps.gob.es

 

Fuente: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios