LEFOSAN SEMANAL Comp. 70 mg (Comprimido)

QUÉ ES LEFOSAN SEMANAL Y PARA QUÉ SE UTILIZA

¿Qué es Lefosan Semanal?

LEFOSAN Semanal pertenece a un grupo de medicamentos no hormonales denominados bifosfonatos. Previene la pérdida de hueso que se produce en las mujeres después de la menopausia y ayuda a reconstruir el hueso. LEFOSAN Semanal reduce el riesgo de fracturas de columna y de cadera.

 

¿Para qué se utiliza LEFOSAN Semanal?

Su médico le ha prescrito LEFOSAN Semanal para tratar su osteoporosis. LEFOSAN Semanal reduce el riesgo de fracturas de cadera.

 

LEFOSAN  Semanal es un tratamiento semanal

 

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es un adelgazamiento y un debilitamiento de los huesos. Es frecuente en las mujeres después de la menopausia. En la menopausia, los ovarios dejan de producir la hormona femenina, estrógeno, que ayuda a mantener el esqueleto sano de una mujer. Como resultado, se produce la pérdida de hueso y los huesos se vuelven más débiles. Cuanto antes alcanza una mujer la menopausia, mayor es el riesgo de osteoporosis.

 

Mucho antes de la menopausia, la osteoporosis normalmente no tiene síntomas. Sin embargo, si no se trata, puede resultar en huesos rotos. Aunque estos normalmente duelen, las fracturas de los huesos de la columna vertebral pueden pasar inadvertidas hasta que producen pérdida de altura. Los huesos pueden romperse durante la actividad cotidiana normal, como al levantarse o por lesiones menores que, por lo general, no romperían un hueso normal. Las fracturas de huesos normalmente se producen en la cadera, columna vertebral o en la muñeca y pueden producir no solo dolor sino también problemas considerables como postura encorvada (joroba de viuda) y pérdida de movilidad.

 

 

¿Cómo puede tratarse la osteoporosis?

La osteoporosis puede tratarse y nunca es demasiado tarde para empezar el tratamiento. LEFOSAN Semanal no solo previene la pérdida de hueso sino que realmente ayuda a reconstruir el hueso que puede haber perdido y reduce el riesgo de fractura de huesos en la columna vertebral y en la cadera.

 

Así como su tratamiento con LEFOSAN  Semanal, su médico puede sugerirle que haga cambios en su estilo de vida para ayudar a su enfermedad, tales como:

 

Dejar de fumar              Parece que fumar aumenta el ritmo al que pierde hueso y, por tanto, puede aumentar su riesgo de huesos rotos.

 

Ejercicio              Como los músculos, los huesos necesitan ejercicio para mantenerse fuertes y sanos. Consulte a su médico antes de empezar cualquier programa de ejercicios.

 

Comer una dieta equilibrada              Su médico puede aconsejarle sobre su dieta o sobre si debería tomar algún suplemento alimenticio (especialmente calcio y vitamina D).

ANTES DE TOMAR LEFOSAN SEMANAL

No tome LEFOSAN  Semanal:

  • Si es alérgica (hipersensible) al alendronato sódico trihidrato o a cualquiera de los demás componentes de LEFOSAN  Semanal
  • Si tiene ciertas alteraciones en su garganta (esófago-el tubo que conecta la boca con el estómago) como estrechamiento o dificultad al tragar
  • Si no puede permanecer de pie o sentada al menos 30 minutos
  • Si su médico le ha dicho que tiene el calcio sanguíneo bajo

 

Si cree que cualquiera de estos casos se aplican a usted, no tome los comprimidos. Hable con su médico primero y siga el consejo dado.

 

Tenga especial cuidado con LEFOSAN  Semanal:

 

Es importante que le indique a su médico antes de tomar LEFOSAN Semanal si:

- Tiene alteraciones de riñón.

- Tiene alguna alergia.

- Tiene dolor o dificultad al tragar.

- Tiene niveles de calcio en sangre.

- Tiene una enfermedad en las encías.

- Tiene previsto hacerse una extracción dental.

 

Si tiene alguna de las enfermedades que aparecen a continuación, se puede considerar hacer un examen dental antes de empezar el tratamiento con LEFOSAN Semanal.

 

- Cáncer.

- Está en tratamiento con quimioterapia o radioterapia.

- Está tomando esteroides.

- No recibe cuidado dental habitual.

 

Durante el tratamiento se debe seguir un cuidado dental preventivo apropiado, como recomienda el dentista.

 

Puede producirse irritación, inflamación o úlcera de la garganta (esófago - el tubo que conecta su boca con su estómago), a menudo con síntomas de dolor torácico, ardor, dificultad o dolor al tragar, especialmente si las pacientes no beben un vaso lleno de agua y/o si se tumban antes de 30 minutos después de tomar LEFOSAN  Semanal. Estos efectos adversos pueden empeorar si las pacientes continúan tomando LEFOSAN Semanal después de desarrollar estos síntomas.

 

Toma de otros medicamentos

 

Es probable que los suplementos de calcio, los antiácidos y otros medicamentos orales interfieran con la absorción de LEFOSAN  Semanal, si se toman al mismo tiempo. Por tanto, es importante que siga el consejo dado en la sección 3. CÓMO TOMAR LEFOSAN  SEMANAL 70 mg comprimidos.

 

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos, incluso los adquiridos sin receta.

 

Toma de LEFOSAN  Semanal con los alimentos y bebidas

 

Es probable que los alimentos y bebidas (incluida el agua mineral) hagan que LEFOSAN Semanal sea menos eficaz, si se toman al mismo tiempo. Por tanto, es importante que siga el consejo dado en la sección 3. CÓMO TOMAR LEFOSAN SEMANAL 70 mg comprimidos.

 

Niños y adolescentes

 

LEFOSAN  Semanal no debe administrarse a niños ni a adolescentes.

 

Embarazo y lactancia:

 

LEFOSAN Semanal solo está pensado para su uso en mujeres posmenopáusicas. No tome LEFOSAN  Semanal si está embarazada o piensa que puede estarlo, o en el período de lactancia.

 

Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento.

 

Conducción y uso de máquinas:

 

LEFOSAN  Semanal no afecta a la capacidad para conducir o utilizar máquinas.

 

Información importante sobre algunos de los componentes de LEFOSAN Semanal 70 mg Comprimidos

Este medicamento no contiene gluten.

CÓMO TOMAR LEFOSAN SEMANAL

Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico. Consulte a su médico o farmacéutico si tiene dudas.

 

Tome un comprimido de LEFOSAN Semanal 70 mg una vez a la semana.

 

1. Escoja el día de la semana que se adapte mejor a su rutina. Cada semana tome un comprimido de LEFOSAN Semanal en el día que haya escogido

 

Es muy importante que siga las instrucciones 2, 3, 4 y 5 para favorecer que el comprimido de LEFOSAN Semanal llegue rápidamente al estómago y ayudar a reducir la posible irritación del esófago (el tubo que conecta la boca con el estómago).

 

2. Después de levantarse por la mañana y antes de tomar la primera comida, bebida u otra medicación, trague el comprimido de LEFOSAN  Semanal sólo con un vaso lleno de agua  (no menos de 200 ml).

- No lo tome con agua mineral.

- No lo tome con café ni té.

- No lo tome con zumos o leche.

 

No mastique el comprimido de ácido alendrónico ni deje que se disuelva en la boca.

 

3. No se acueste - permanezca erguida (sentada, de pie o caminando) - durante al menos 30 minutos después de tragar el comprimido. No se acueste hasta después de la primera comida del día.

4. No tome LEFOSAN Semanal a la hora de acostarse o antes de levantarse por la mañana.

5. Si tiene dificultades o dolor al tragar, dolor en el pecho o un ardor nuevo o que empeora, deje de tomar LEFOSAN  Semanal y avise a su médico.

6. Después de tragar un comprimido de LEFOSAN  Semanal, espere al menos 30 minutos antes de consumir la primera comida, bebida u otra medicación del día, incluyendo antiácidos, suplementos de calcio y vitaminas. LEFOSAN  Semanal sólo es eficaz si se toma con el estómago vacío.

 

Si toma más LEFOSAN  Semanal del que debiera:

 

Si toma demasiados comprimidos por equivocación, beba un vaso lleno de leche y acuda al médico inmediatamente. No se provoque el vómito y no se acueste. En caso de sobredosificación o ingestión accidental consultar al Servicio de Información Toxicológica. Telé­fono: (91) 562-0420.

 

Si olvidó tomar LEFOSAN  Semanal:

 

Si olvida una dosis, espere a la mañana siguiente para tomar LEFOSAN Semanal. No tome dos comprimidos en el mismo día. Después vuelva a tomar un comprimido una vez por semana, en el día originalmente escogido.

No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.

 

Si interrumpe el tratamiento con LEFOSAN  Semanal

 

Es importante que continúe tomando LEFOSAN Semanal tanto tiempo como su médico le prescriba el medicamento. LEFOSAN Semanal puede tratar su osteoporosis solo si continúa tomando los comprimidos.

POSIBLES EFECTOS ADVERSOS

Como todos los medicamentos, LEFOSAN Semanal puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

Los efectos adversos suelen ser leves, pero algunas pacientes podrían experimentar alteraciones digestivas que pueden ser graves. Estos incluyen irritación o ulcera del esófago (el tubo que conecta la boca con el estómago), que puede causar dolor torácico, ardor, dificultad o dolor al tragar y/o cicatrices que conduzcan al estrechamiento del esófago. Estas reacciones pueden producirse especial­mente si las pacientes no beben un vaso lleno de agua con LEFOSAN Semanal y/o si se acuestan o toman la primera comida del día antes de transcurridos 30 minutos después de tomar LEFOSAN Semanal. Las reacciones esofágicas pueden empeorar si las pacientes continúan tomando LEFOSAN Semanal después de desarrollar síntomas que indiquen una irritación del esófago.

Fracturas atípicas del fémur (hueso del muslo) que pueden ocurrir en raras ocasiones sobre todo en pacientes en tratamiento prolongado para la osteoporosis. Informe a su médico si nota dolor, debilidad o molestias en el muslo, la cadera o la ingle, ya que pueden ser síntomas precoces e indicativos de una posible fractura del fémur.

 

 

Otros efectos adversos son:

 

Frecuentes (al menos 1 de cada 100 pacientes)

Gastrointestinales: dolor abdominal, molestias relacionadas con la digestión, estreñimiento, diarrea, dificultad al tragar, flatulencia, sensación de plenitud o sensación de hinchazón de estómago.

Musculoesqueléticas: dolor óseo, muscular o articular.

Neurológicas: dolor de cabeza.

 

Poco frecuentes (al menos 1 de cada 1.000 pacientes)

Gastrointestinales: náuseas, vómitos, heces negras.

Sistémicas: erupción cutánea, picor.

 

Raros (al menos 1 de cada 10.000 pacientes)

Gastrointestinales: úlceras de estómago o pépticas, algunas fueron graves y algunas sangraron, úlceras en la boca (si se mastican o chupan los comprimidos).

Trastornos oculares: dolor ocular, disminución de la visión o visión borrosa y/o visión de puntos negros flotando.

Sistémicas: reacciones alérgicas tales como urticaria, hinchazón de la cara, labios y/o garganta que pueden causar dificultad para respirar o tragar, erupción cutánea empeorada por la luz del sol.

 

Comunique rápidamente a su médico o farmacéutico sobre éstos o cualquier otro síntoma.

 

Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.

CONSERVACIÓN DE LEFOSAN SEMANAL

Mantener fuera del alcance y de la vista de los niños.

 

Ninguna precaución especial de conservación

 

Caducidad:

No utilizar LEFOSAN Semanal después de la fecha de caducidad que se indica en el envase después de CAD. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.

 

Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Deposite los envases y los medicamentos que no necesita en el Punto SIGRE Descripción: recogidade su farmacia habitual. En caso de duda pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma ayudará a proteger el medio ambiente.

INFORMACIÓN ADICIONAL

Composición de LEFOSAN  Semanal 70 mg comprimidos:

 

El principio activo es ácido alendrónico. Cada comprimido contiene 70 mg de ácido alendrónico como alendronato sódico trihidrato.

Los demás componente (excipientes) son: Celulosa microcristalina, Crospovidona y Estearato magnésico.

 

Aspecto del producto y contenido del envase

 

LEFOSAN Semanal 70 mg se presenta en forma de comprimidos. Los comprimidos son de color blanco, ovalados y planos, marcados en una cara con “70”.

Cada envase contiene 4 comprimidos.

 

Titular de la autorización de comercialización:

Pharminicio, s.l.

de la Habana, 9-11

28036 Madrid

 

Responsable de la fabricación:

TEVA PHARMA, S.L.U.

Polígono Malpica C/C, nº 4

50016 Zaragoza.

 

Este prospecto ha sido aprobado en octubre 2011

 

La información detallada y actualizada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) http://www.aemps.gob.es/

Fuente: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios