ENISON IV Polvo para sol. iny. 5 mg (Polvo para solución inyectable)

1. Qué es ENISON® y para qué se utiliza. 2. Antes de tomar ENISON® 3. Cómo tomar ENISON® 4. Posibles efectos adversos. 5. Conservación de ENISON®

ENISON® 5 mg de sulfato de vindesina

Cada vial contiene 5 mg de vindesina (DCI) sulfato. Los excipientes son:
25 mg de manitol.
Durante la fabricación de ENISON® se puede haber utilizado ácido sulfúrico y/o hidróxido sódico para ajustar el pH de la solución.

Y PARA QUÉ SE UTILIZA

ENISON® se presenta en forma de polvo para solución inyectable. Cada envase contiene un vial de sulfato de vindesina.
ENISON®, sulfato de vindesina es la sal de un derivado semisintético de la vinblastina.
Antineoplásico activo sobre microtúbulos, del grupo de los alcaloides y derivados de la Vinca. Actúan selectivamente durante la fase M (mitosis) del ciclo celular, inhibiendo la síntesis de microtúbulos celulares, que participan en la formación del huso mitótico.
La actividad de ENISON® ha mostrado actividad oncolítica en pacientes que han experimentado una recidiva mientras estaban siendo tratados con un régimen poliquimioterapico que incluía la vincristina. En animales de laboratorio y en el hombre, el sistema biliar es la principal vía de excreción del ENISON®.

Efectos hematológicos:

En clínica la leucopenia temporal es un efecto esperado del sulfato de vindesina y el recuento de leucocitos es una guía importante en el tratamiento con este medicamento. En general, cuanto mas alta
sea la dosis de sulfato de vindesina, más intensa y más prolongada será la leucopenia. Después de la
administración con sulfato de vindesina la cifra de leucocitos puede alcanzar los valores más bajos entre los tres y los cinco días después de la administración del medicamento. A partir de entonces, la recuperación del recuento de leucocitos normalmente ocurre entre siete y 10 días después de administrar una dosis.
Los pacientes cuya médula ósea se haya visto recientemente afectada, a causa de tratamientos anteriores con irradiación o medicamentos oncolíticos, pueden presentar trombocitopenia (< 200.000 plaquetas por mm3). La trombocitopenia no es frecuente cuando se administra en bolo una vez por semana. Se ha observado un aumento en el recuento de plaquetas cuando el ENISON® ha producido granulocitopenia.

Indicaciones terapéuticas:

- Cáncer de mama.
- - Cáncer esofágico de células escamosas.
- Linfoma no Hodgkinianos.
- Leucemia linfocítica aguda: en niños, sobre todo en los refractarios a otras terapias.
- Adenocarcinoma pulmonar.
- Leucemia mieloide crónica: crisis blásticas.
- Melanoma maligno.

2. ANTES DE TOMAR ENISON®

No tome ENISON®

• Los pacientes que presentan granulocitopenia severa inducida por medicamentos.

• Los pacientes que presentan trombocitopenia severa.

• Personas con hipersensibilidad al sulfato de vindesina o a otros componentes del preparado.0

• Pacientes que presentan infecciones bacterianas serias. Tales infecciones deben controlarse antes de iniciarse el tratamiento con sulfato de vindesina.

• En caso de tener la forma desmielinizante del síndrome de Charcot-Marie-Tooth.

Tenga especial cuidado con ENISON®

• Este medicamento se administra únicamente por vía intravenosa, solo pueden administrarlo profesionales con experiencia en el empleo de sulfato de vindesina. La administración intratecal del sulfato de vindesina puede ser letal. Las jeringas que contengan este producto deben marcar claramente la siguiente leyenda: “ESTA ESPECIALIDAD ES LETAL SI SE ADMINISTRA POR VÍA INTRATECAL ES PARA USO INTRAVENOSO EXCLUSIVAMENTE”.

Las jeringas preparadas de forma extemporánea que contengan este producto deben estar etiquetadas con la leyenda: “NO RETIRAR LA CUBIERTA HASTA EL MOMENTO DE LA INYECCIÓN. ESTA ESPECIALIDAD ES LETAL SI SE ADMINISTRA POR VÍA INTRATECAL. ES PARA USO INTRAVENOSO EXCLUSIVAMENTE”.
Si por error se administra por vía intratecal alcaloides de la vinca de forma accidental, es necesario realizar una intervención quirúrgica neurológica para evitar una parálisis ascendente letal. Inmediatamente después de la administración intratecal por error se debe aplicar el siguiente tratamiento:
1. Extraer la mayor cantidad posible de líquido cefalorraquideo a través del acceso lumbar, sin comprometer la seguridad.
2. Insertar un catéter epidural, en el espacio subaracnoideo, a través del espacio intervertebral que se encuentra por encima del acceso lumbar, e irrigar el líquido cefalorraquideo con
solución de Ringer lactato. Se deberá disponer de plasma congelado y, si fuese posible, se añadirán 25 ml por cada litro de solución de Ringer lactato.
3. Insertar un drenaje o catéter intraventricular mediante neurocirugía y continuar con la irrigación del líquido cefalorraquideo, con extracción de líquido a través del acceso lumbar conectado a un sistema de drenaje cerrado. La solución de Ringer lactato puede administrarse por infusión continua a 150 ml/hora o, si se ha añadido plasma congelado a75 ml/hora.
Se deberá ajustar la tasa de infusión para mantener un nivel de proteínas del líquido medular de
150 mg/dl.
Además se han empleado las siguientes medidas, aunque puede que no sean imprescindibles:
- Administración de 10 g de ácido glutámico por vía intravenosa durante 24 horas, seguidos de tres dosis de 500 mg al día (1.5 g/día) por vía oral durante un mes.
- Administración de ácido folínico, por vía intravenosa, de la siguiente manera: 1)100 mg en bolo, 2) después, en infusión de 25 mg/hora, durante 24 horas, y 3) por último, 25 cada seis horas en bolo, durante una semana.
- Administración de piridoxina a una dosis de 50 mg cada ocho horas, por infusión intravenosa
durante 30 minutos.
• Es importante escoger la vena mayor accesible y asegurarse de que la aguja está bien colocada en la vena antes de inyectar ENISON®. Si durante la administración intravenosa de vindesina se produce extravasación la solución puede causar irritación. En este caso la inyección debe suspenderse inmediatamente, inyectando el resto de la dosis en otra vena, y se recomienda inyección de hialuronidasa y aplicación de calor moderado en el sitio de extravasación, ayudan a dispersar el medicamento y se cree que minimizan el malestar y la posibilidad de celulitis.

• Se recomienda un estricto seguimiento de las recomendaciones posológicas. En las evaluaciones preliminares, la neurotoxicidad inducida por el sulfato de vindesina ha sido generalmente menos severa y menos progresiva que los efectos observados con la vincristina. Se han observado variaciones individuales dependiendo de cada paciente con respecto a la gravedad de las reacciones secundarias, incluyendo neurotoxicidad, granulocitopenia, alopecia y disminución de la motilidad intestinal. Se deben tomar medidas preventivas para evitar la constipación como resultado de una disminución de la motilidad intestinal.

• Se debe prestar atención a la posología y a los efectos colaterales neurológicos si se administra sulfato de vindesina a pacientes con enfermedades neuromuculares persistentes y cuando se empleen otros medicamentos con neurotoxicidad potencial.

• Se debe proceder cuidadosamente para evita que ENISON® sea inyectado fuera de la vena. La extravasación durante la inyección intravenosa producirá celulitis y flebitis. Si la extravasación es excesiva, esta producirá esfacelación. Tales heridas pueden tardar varias semanas en sanar e ir
acompañadas de dolor intenso. El malestar puede persistir después de haber sanado la úlcera.

• Debe evitarse la contaminación de los ojos con sulfato de vindesina. En caso de contaminación accidental, puede producirse irritación intensa e incluso ulceración de la córnea. Los ojos deben lavarse inmediata y cuidadosamente con abundante agua o suero salino, evitando la presión sobre el globo ocular.

• El sulfato de vindesina no se debe mezclar en el mismo recipiente con ningún otro medicamento no agente antineoplásico.

Consulte a su médico, incluso si cualquiera de las circunstancias anteriores mencionadas le hubiera ocurrido alguna vez.

Embarazo

No hay estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas, no obstante la vindesina puede causar daño fetal debido a sus efectos citotóxicos directos. El uso de este medicamento sólo se
acepta en caso de ausencia de alternativas terapéuticas más seguras. Se recomienda a las mujeres en edad fértil la utilización de método anticonceptivo adecuado. También se recomienda advertir del
riesgo potencial del feto en acaso de que la paciente use el fármaco durante el embarazo o se quede embarazada durante su uso.

Lactancia

Se ignora si la vindesina es excretada con la leche materna. A causa de la posibilidad de graves efectos adversos en los lactantes, y considerando que éstos son extremadamente sensibles a los efectos mielosupresores de los fármacos citostáticos, se recomienda suspender la lactancia materna o evitar la administración de este medicamento.

Uso en niños

No se han registrado problemas específicamente pediátricos en este grupo de edad. Uso aceptado en niños, siguiendo siempre las precauciones de uso inherentes a este grupo de fármacos.
Uso en ancianos
Los pacientes geriátricos presentan mayor riesgo de mielosupresión y cardiotoxicidad con el uso de la barrera hemato-encefálica, son más frecuentes los efectos sobre el Sistema Nervioso Central. Uso precautorio.

Conducción y uso de máquinas:

Dadas las posibles reacciones adversas relacionadas con el sistema nervioso, la capacidad de reacción y concentración de los pacientes tratados con sulfato de vindesina puede verse afectada. Esto puede ser causa de riesgo en situaciones que precisen un estado especial de alerta como conducir automóviles o manejar maquinaria.

Toma de otros medicamentos:

Informe a su médico o farmacéutico si está tomando o usando, o ha tomado o usado recientemente cualquier otro medicamento, incluso los adquiridos sin receta médica.

• Se ha comunicado que la administración de alcaloides de la vinca, especialmente cuando se utilizan en combinación de mitomicina C ha producido dificultad respiratoria aguda y broncoespasmo grave. Esta situación puede producirse a los pocos minutos o varias horas después de la inyección del alcaloide de la vinca y puede darse hasta dos semanas después de la administración de una dosis de mitomicina C. No se debe volver a administrar sulfato de vindesina.

• Hay que controlar a los pacientes que estén tomando de forma concomitante medicamentos que inhiban el mecanismo del fármaco por isoenzimas hepáticas del citocromo P450 de la subfamilia CYP 3ª y a los pacientes con disfunción hepática. La administración concomitante de sulfato de vindesina con un inhibidor del proceso metabólico puede precipitar la aparición y/o aumentar la gravedad de las reacciones adversas.

• Aunque no referido específicamente al sulfato de vindesina, se ha comunicado que la administración simultanea, oral o intravenosa, de fenitoína y combinaciones de quimioterápicos, antineoplásicos (incluyendo otros alcaloides de la vinca) reduce los niveles sanguíneos de anticonvulsionante e incrementa la actividad convulsivante. Esta interacción puede producir desde una reducción en la absorción de fenitoína hasta un aumento en el nivel de metabolismo y eliminación de la misma. Cuando se utiliza sulfato de vindesina en combinación con fenitoína, podría hacerse necesario un ajuste en la dosis de fenitoína.

• Warfarina: posible potenciación del efecto anticoagulante, por inhibición de su metabolismo. No administrar simultáneamente con medicamentos potencialmente neurotóxicos.

3. CÓMO TOMAR ENISON®

Su médico le indicará la dosificación y la duración de su tratamiento con ENISON®
El medicamento se administra exclusivamente por vía intravenosa según uno de los regímenes siguientes:
A) La dosis usual de sulfato de vindesina es de 4 mg/m2 para niños y 3 mg/m2 para adultos, administrados en bolo intravenoso en intervalos de siete a diez días. La inyección debe
completarse entre uno y tres minutos.
B) El otro régimen utilizado en niños con leucemia consiste en la administración de 2 mg/m2 al día mediante bolo intravenoso durante dos días consecutivos, con un descanso de cinco a siete días sin recibir el medicamento. Después se repite el ciclo.
La dosis óptima del sulfato de vindesina es aquella que sólo produzca una leucopenia de leve a moderada. La dosis usual para pacientes adultos con función normal de la médula ósea es de 3 mg/m2 de superficie corporal, administrados por inyección intravenosa rápida una vez a la semana. La disminución máxima en el número de leucocitos, generalmente tiene lugar entre tres y cinco días después de la inyección, y se normaliza del séptimo al décimo día. Deben evitarse los recuentos leucocitarios que se mantengan por debajo de 2.500 por mm3 (2.5 x 109 por litro), debidos al sulfato de vindesina.
En los pacientes adultos con leucemia, tal vez sea necesario aumentar la dosis para obtener el efecto deseado. La dosis total semanal máxima acerca de la cual se dispone de datos es 4mg/m2. Los adultos que tienen afectada la médula ósea como resultados de otros tratamientos anteriores necesitan dosis más bajas de sulfato de vindesina.
Quienes presentan una disminución de la función de la médula ósea inducida por transplante o infiltración leucémica, requerirán dosis completas, a fin de tratar de restablecer la función de la médula ósea. Es necesario que esta actuación se haga bajo vigilancia médica.. Por lo general los niños toleran 4 mg/m2 una vez a la emana por inyección intravenosa rápida.
No es aconsejable el uso diario de pequeñas cantidades de sulfato de vindesina en niños, durante periodos prolongados, para el tratamiento de leucemia linfocítica aguda, aunque la dosis total semanal resultante sea similar a la recomendada. Es muy importante cumplir el plan posológico recomendado.

Forma de uso y/o vía(s) de administración

Cuando el sulfato de vindesina se dispense en un envase distinto del original, p.ej. en una jeringuilla, que contenga una dosis específica, es imprescindible que lleve una etiqueta en la que se exprese claramente la siguiente leyenda: “NO RETIRAR LA CUBIERTA HASTA EL MOMENTO DE LA INYECCIÓN. ESTA ESPECIALIDAD ES LETAL SI SE ADMINISTRA POR VÍA INTRATECAL, PARA USO INTRAVENOSO EXCLUSIVAMENTE”.
ENISON® 5 mg se debe diluir a una concentración de 1 mg/ml. Los disolventes adecuados son agua para inyección, glucosa estéril en agua al 5 % o solución salina fisiológica al 9 %.
La solución se puede inyectar directamente de la jeringa en una vena o, si se está administrando una venoclisis, en el tubo del equipo.
Se deben seguir procedimientos adecuados para manipular y desechar los oncolíticos. Se han publicado varias pautas al respecto. No hay acuerdo sobre la adecuación o necesidad de todos los procedimientos recomendados en las pautas.

Síntomas en caso de sobredosis y acciones a seguir.

Síntomas:

Las reacciones adversas al uso de vindesina están relacionados con la dosis. En consecuencia, después de una sobredosis es de esperar que algunos pacientes experimenten reacciones adversas de una forma exagerada.

Tratamiento:

El tratamiento de apoyo, debe incluir;
1) Prevención de las reacciones adversas que resulten del síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética (como restricción de la ingesta de líquidos y la posible administración de un diurético que afecte la función renal).
2) Administración de un anticonvulsivo.
3) Prevención y tratamiento de íleo.
4) Vigilancia del sistema cardiovascular
5) Realizar diariamente recuentos sanguíneos.
En caso de sobredosis o ingestión accidental consultar al Servicio de información Toxicológica, teléfono 91 562 04 20.

4. POSIBLES EFECTOS ADVERSOS

Antes de administrar el medicamento se debe informar a los pacientes y sus familiares de la posible aparición de reacciones adversas.
En general, la incidencia de reacciones adversas ocasionadas por sulfato de vindesina parece estar relacionada con la dosis empleada. Por lo general, la leucopenia es el factor que limita la dosis.
La neurotoxicidad es frecuente; la mayoría de los pacientes presentan distintos grados de alopecia, que (cuando se presenta) puede no ser total. Por lo general el pelo vuelve a crecer mientras se continúa con el tratamiento de mantenimiento.
Habitualmente no se ha observado trombocitopenia con la administración de una inyección intravenosa a la semana, pero sí se ha observado con otros regímenes posológicos en pacientes que tenían la función medular comprometida.
Se ha informado de las siguientes reacciones adversas:

Gastrointestinales:

Náuseas, vómitos (por lo general se pueden controlar con antieméticos), estreñimiento, inflamación de la mucosa bucal, íleo, diarrea y dolor abdominal.

Neurológicas:

Entumecimiento y hormigueo de los dedos, neuritis periférica, dolor mandibular, depresión, arreflexia tendinosa profunda, cefalea y convulsiones.
Se ha comunicado ceguera cortical en pacientes que reciben tratamientos de quimioterapia en combinación, entre los que se incluye el sulfato de vindesina. No hay certeza de la relación del sulfato de vindesina con este síndrome.
El tratamiento con alcaloides de la vinca ha producido en raras ocasiones daño vestibular y auditivo en el octavo nervio craneal. Se manifiesta como sordera total o parcial que puede ser temporal o permanente y dificultades de equilibrio con mareo, nistagmo y vértigo. Hay que prestar particular atención cuando se usa el sulfato de vindesina en combinación con otros agentes citotóxicos, como los oncolíticos que contienen platino.

Hematológicas:

Leucopenia, granulocitopenia y trombocitopenia.

Pulmonares:

Broncoespasmo y disnea (en tratamientos de quimioterapia en combinación con mitomicina C).

Piel y anejos:

Caída de pelo, erupción macular y reacción en el lugar de la inyección.

Otras:

Dolor osteomuscular generalizado, malestar, dolor localizado, escalofríos, fiebre, anorexia y astenia.
Si se observa cualquier otra reacción no descrita en este prospecto, consulte con su médico o farmacéutico.

5. CONSERVACIÓN DE ENISON®

Conservar los viales de ENISON® en un frigorífico entre 2º C y 8º C.

Tiempo de validez de la preparación extemporánea

Después de hacer una solución y de haber extraído del vial una porción de la misma, el resto de la solución podrá conservarse en nevera durante 30 días, sin pérdida significativa de potencia.

Caducidad

No utilizar ENISON®después de la fecha de caducidad indicada en el envase.
MANTENGA ESTE MEDICAMENTO FUERA DEL ALCANCE Y DE LA VISTA DE LOS NIÑOS Este prospecto ha sido aprobado: Octubre 2002

Fuente: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios