ACYDONA Sol. cutánea 100 mg/ml (Solución cutánea)

Introducción

Lea todo el prospecto detenidamente porque contiene información importante para usted.

Este medicamento puede obtenerse sin receta, para el tratamiento de afecciones menores sin la intervención de un médico. No obstante, debe usted utilizar con cuidado ACYDONA Solución para uso

cutáneo para obtener los mejores resultados.

- Conserve este prospecto. Puede tener que volver a leerlo.
- Si necesita información adicional o consejo, consulte a su farmacéutico.
- Si los síntomas empeoran o persisten después de tres días, debe consultar a un médico.

En este prospecto se explica:

1. Qué es ACYDONA Solución para uso cutáneo y para qué se utiliza.
2. Antes de usar ACYDONA Solución para uso cutáneo
3. Como usar ACYDONA Solución para uso cutáneo
4. Posibles efectos adversos
5. Conservación de ACYDONA Solución para uso cutáneo

ACYDONA Solución para uso cutáneo

Povidona iodada

- El principio activo de ACYDONA Solución para uso cutáneo es Povidona iodada.

Cada 100 ml de solución contienen 10 g de Povidona iodada.

- Los demás componentes (excipientes) son:

Nonoxinol-9, Glicerol, Fosfato disódico dodecahidrato, Ácido cítrico monohidrato y Agua purificada c.s.

Titular: ARAFARMA GROUP, S.A.

C/ FRAY GABRIEL DE SAN ANTONIO, 6-10
POL. IND. DEL HENARES
19180 MARCHAMALO (GUADALAJARA). ESPAÑA

Fabricante: LABORATORIOS BETAMADRILEÑO, S.L.

Área Empresarial Andalucía, nº 28 - 28906 Getafe (MADRID) O
ARAFARMA GROUP, S.A.
C/ Fray Gabriel de San Antonio, 6-10 Pol. Ind. del Henares
19180 Marchamalo (Guadalajara), España

1. QUÉ ES ACYDONA Solución para uso cutáneo Y PARA QUÉ SE UTILIZA

ACYDONA Solución para uso cutáneo es una solución antiséptica para uso cutáneo. Se presenta en frascos de polietileno de 50 ml, 125 ml y 500 ml.

ACYDONA Solución para uso cutáneo está indicada como desinfectante de la piel de uso general en:

pequeñas heridas y cortes superficiales, quemaduras leves o rozaduras.

2. ANTES DE USAR ACYDONA Solución para uso cutáneo

No use ACYDONA Solución para uso cutáneo

- si es alérgico al iodo o a medicamentos iodados
- en pacientes recién nacidos (0 a 1 mes).

Tenga especial cuidado con ACYDONA Solución para uso cutáneo

- No se debe utilizar este producto durante tiempo prolongado o en áreas muy grandes de la piel sin consultar al médico, especialmente en personas con enfermedades renales.

- No calentar el producto antes de aplicarlo.

- Si los síntomas empeoran o persisten después de tres días, consulte a su médico.

- Uso externo, exclusivamente sobre la piel.

- Evitar el contacto con los ojos, oídos y otras mucosas.

Embarazo

Consulte a su médico o farmacéutico antes de usar este medicamento.
Las mujeres embarazadas deben evitar la aplicación de Povidona iodada en áreas extensas de la piel y en la zona vaginal, así como su uso prolongado, sin antes consultar al médico.

Lactancia

Consulte a su médico o farmacéutico antes de usar este medicamento.
Las mujeres en periodo de lactancia deben evitar la aplicación de Povidona iodada en áreas extensas de la piel y en la zona vaginal, así como su uso prolongado, sin antes consultar al médico.

Conducción y uso de máquinas

Esta especialidad no afecta la capacidad para conducir vehículos o utilizar maquinaría.

Uso en niños

No administrar a niños menores de 30 meses sin consultar al médico.

Uso de otros medicamentos

Informe a su médico o farmacéutico si está tomando o ha tomado recientemente cualquier otro medicamento incluso los adquiridos sin receta médica.
No aplicar la Povidona iodada al mismo tiempo que otros productos que contengan derivados mercuriales, ya que éstos reaccionan con el iodo formando compuestos que son irritantes.
Los pacientes en tratamiento con litio deben evitar el uso continuado de este producto sin antes consultar al médico.

Interacciones con pruebas de diagnóstico

Este medicamento podría interferir en los resultados de pruebas de la función tiroidea y en las de detección de sangre oculta en heces u orina, por lo que debe avisar a su médico antes de que le hagan estas pruebas.

3. COMO USAR ACYDONA Solución para uso cutáneo

Siga estas instrucciones a menos que su médico le haya dado otras indicaciones distintas.
Si estima que la acción de esta especialidad es demasiado fuerte o débil, comuníqueselo a su médico o farmacéutico.
USO CUTÁNEO.
Después de lavar y secar, aplicar una pequeña cantidad directamente sobre la zona afectada, de 2 a 3 veces al día.
Este producto puede manchar la piel y la ropa. Aplicar agua para eliminar la mancha en la piel. Para quitar las manchas en la ropa, lavar la prenda con agua y jabón.

Si usted usa más ACYDONA Solución para uso cutáneo de la que debiera

En caso de ingestión accidental, acudir inmediatamente a un centro médico o llamar al Servicio de
Información Toxicológica, teléfono 91.562.04.20, indicando el medicamento y la cantidad ingerida.
En caso de que se aplique una cantidad excesiva de producto y se produzca irritación en la piel, lavar la zona lesionada con abundante agua y, si la irritación continúa, acudir al médico.

4. POSIBLES EFECTOS ADVERSOS

Como todos los medicamentos, ACYDONA Solución para uso cutáneo puede tener efectos adversos. Aunque la povidona iodada es menos irritante que el iodo, en raras ocasiones se pueden producir
reacciones cutáneas locales, como irritación local, picor o escozor. En estos casos se debe suspender el tratamiento y lavar la zona afectada con agua.
Sin embargo, las reacciones adversas pueden llegar a ser más graves si el producto se utiliza durante mucho tiempo, o bien se aplica sobre heridas grandes o sobre quemaduras extensas.
Si se observa éstas o cualquier otra reacción no descrita en este prospecto, consulte con su médico o farmacéutico.

5. CONSERVACIÓN DE ACYDONA Solución para uso cutáneo

Manténgase ACYDONA Solución para uso cutáneo fuera del alcance y de la vista de los niños. No se precisan condiciones especiales de conservación.

Caducidad

No utilizar ACYDONA Solución para uso cutáneo después de la fecha de caducidad indicada en la etiqueta y en el estuche.
Este prospecto ha sido aprobado en Enero del 2002.

Fuente: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios