ABASAGLAR Sol. iny. en pluma precargada 100 UI/ml (Solución inyectable en pluma precargada)

QUÉ ES ABASAGLAR Y PARA QUÉ SE UTILIZA

ABASAGLAR es una solución inyectable que contiene insulina glargina. La insulina glargina es una insulina modificada, muy similar a la insulina humana.

ABASAGLAR se utiliza en el tratamiento de la diabetes mellitus en pacientes adultos, adolescentes y niños a partir de los 2 años.

La diabetes mellitus es una enfermedad en la que su organismo no produce suficiente insulina para controlar el nivel de azúcar en la sangre. La insulina glargina tiene una acción prolongada y constante de reducción de azúcar en sangre.

ANTES DE TOMAR ABASAGLAR

No use ABASAGLAR

 

Si es alérgico a la insulina glargina o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).

 

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico, farmacéutico o enfermero antes de empezar a usar ABASAGLAR.

Respete estrictamente las instrucciones sobre posología, control (pruebas de sangre y orina), dieta y actividad

física (trabajo físico y ejercicio) que ha establecido con su médico.

Si su azúcar en sangre es demasiado bajo (hipoglucemia), siga la guía sobre hipoglucemia (ver el recuadro que aparece al final de este prospecto).

 

Viajes

Antes de viajar, consulte con su médico. Tal vez tenga que consultar sobre:

- la disponibilidad de su insulina en el país que va a visitar,

- reservas de insulina, etc.,

- el almacenamiento correcto de la insulina durante el viaje,

- el horario de las comidas y de la administración de insulina durante el viaje,

- los posibles efectos del traslado a zonas con diferencias horarias,

- los posibles nuevos riesgos para la salud en los países que va a visitar,

- qué debe hacerse en situaciones de urgencia cuando se encuentre mal o se ponga enfermo.

 

Enfermedades y lesiones

El manejo de su diabetes puede necesitar un cuidado especial en las siguientes situaciones (por ejemplo,

ajuste de la dosis de insulina, análisis de sangre y orina):

- Si está enfermo o sufre una lesión grave, puede aumentar su nivel de azúcar en sangre

(hiperglucemia).

- Si no come lo suficiente, su nivel de azúcar en sangre puede bajar demasiado (hipoglucemia).

En la mayoría de los casos necesitará un médico. Asegúrese de consultar inmediatamente a un médico.

 

Si padece usted diabetes tipo 1 (diabetes mellitus dependiente de insulina), no deje de administrarse su insulina y de seguir tomando suficientes hidratos de carbono. Informe siempre a las personas que se ocupan de su cuidado o tratamiento de que necesita insulina.

 

Algunos pacientes con diabetes mellitus tipo 2 de larga duración y enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular previo que fueron tratados con pioglitazona e insulina sufrieron desarrollo de insuficiencia cardíaca. Informe a su médico lo antes posible si sufre síntomas de insuficiencia cardíaca como falta de aliento poco corriente o aumento rápido de peso o hinchazón localizada (edema).

 

Uso de ABASAGLAR con otros medicamentos

 

Algunos medicamentos producen cambios en los niveles de azúcar en sangre (descenso, aumento o ambos dependiendo de la situación). En cada caso, puede ser necesario ajustar su dosis de insulina para evitar niveles de azúcar en sangre demasiado bajos o demasiado altos. Tenga cuidado cuando empiece a tomar otro medicamento, y también cuando deje de tomarlo.

Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, ha tomado recientemente o podría tener que tomar cualquier otro medicamento. Pregunte a su médico, antes de tomar un medicamento, si éste puede afectar a su nivel de azúcar en sangre, y qué medidas debe adoptar, en su caso.

 

Entre los medicamentos que pueden provocar un descenso de su nivel de azúcar en sangre (hipoglucemia) se incluyen:

 

- todos los demás medicamentos para tratar la diabetes,

- los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) (utilizados para tratar ciertas enfermedades del corazón o la tensión arterial alta),

- la disopiramida (utilizada para tratar ciertas enfermedades del corazón),

- la fluoxetina (utilizada para tratar la depresión),

- los fibratos (utilizados para reducir los niveles altos de lípidos en sangre),

- los inhibidores de la monoaminoxidasa (MAO) (utilizados para tratar la depresión),

- la pentoxifilina, el propoxifeno, los salicilatos (como la aspirina, utilizada para aliviar el dolor y bajar la fiebre),

- los análogos de la somatostatina (como la octreotida, utilizada para tratar una enfermedad poco

frecuente en la que se produce demasiada hormona del crecimiento),

- los antibióticos del grupo de las sulfamidas.

 

Entre los medicamentos que pueden provocar un aumento de su nivel de azúcar en sangre (hiperglucemia) se incluyen:

 

- los corticosteroides (como la "cortisona", utilizada para tratar la inflamación),

- el danazol (medicamento que actúa sobre la ovulación),

- el diazóxido (utilizado para tratar la tensión arterial alta),

- los diuréticos (utilizados para tratar la tensión arterial alta o el exceso de retención de líquidos),

- el glucagón (hormona pancreática utilizada para tratar la hipoglucemia grave),

- la isoniazida (utilizada para tratar la tuberculosis),

- los estrógenos y progestágenos (como en la píldora anticonceptiva utilizada para el control de la natalidad),

- los derivados de la fenotiazina (utilizados para tratar las enfermedades psiquiátricas),

- la somatropina (hormona del crecimiento),

- los medicamentos simpaticomiméticos (como la epinefrina [adrenalina], el salbutamol, la terbutalina utilizada para tratar el asma),

- las hormonas tiroideas (utilizadas para tratar trastornos de la glándula tiroidea),

- medicamentos antipsicóticos atípicos (como clozapina, olanzapina),

- inhibidores de la proteasa (utilizados para tratar el VIH).

 

Su nivel de azúcar en la sangre puede subir o bien bajar si toma:

 

- betabloqueantes (utilizados para tratar la tensión arterial alta),

- clonidina (utilizada para tratar la tensión arterial alta),

- sales de litio (utilizadas para tratar enfermedades psiquiátricas).

 

La pentamidina (utilizada para tratar algunas infecciones causadas por parásitos) puede causar una hipoglucemia, que algunas veces puede ir seguida de una hiperglucemia.

 

Los betabloqueantes, al igual que otros medicamentos simpaticolíticos (como clonidina, guanetidina y reserpina) pueden atenuar o suprimir por completo los primeros síntomas de aviso que podrían ayudarle a reconocer una hipoglucemia.

 

Si no está seguro de si está tomando alguno de esos medicamentos, consulte a su médico o farmacéutico.

 

Uso de ABASAGLAR con alcohol

 

Sus niveles de azúcar en sangre pueden subir o bajar si bebe alcohol.

 

Embarazo y lactancia

 

Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento.

Informe a su médico si está planeando quedarse embarazada o si ya lo está. Su dosis de insulina puede requerir cambios durante el embarazo y tras el parto. Un control especialmente cuidadoso de su diabetes, y la prevención de la hipoglucemia son importantes para la salud de su bebé.

Si está en período de lactancia, consulte a su médico puesto que puede necesitar ajustes en sus dosis de insulina y en su dieta.

 

Conducción y uso de máquinas

 

Su capacidad de concentración o de reacción puede verse reducida si:

-               tiene hipoglucemia (niveles bajos de azúcar en sangre),

-               tiene hiperglucemia (niveles altos de azúcar en sangre),

-               tiene problemas de visión.

 

Esté atento a este posible problema, considerando todas las situaciones que pueden suponer un riesgo para usted o para otros (como conducir un vehículo o utilizar máquinas). Debe pedir a su médico que le aconseje sobre la capacidad para conducir si:

-               tiene frecuentes episodios de hipoglucemia,

-               han disminuido o no aparecen los primeros síntomas de aviso que pueden ayudarle a reconocer una hipoglucemia.

 

Información importante respecto a alguno de los ingredientes de ABASAGLAR

 

Este medicamento contiene menos de 1 mmol (23 mg) de sodio por dosis, por lo que se considera

esencialmente “exento de sodio”.

 

CÓMO TOMAR ABASAGLAR

Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico. En caso de duda, consulte de nuevo a su médico o farmacéutico.

 

Aunque ABASAGLAR contiene el mismo principio activo que Toujeo (insulina glargina 300 unidades/ml), estos medicamentos no son intercambiables. El cambio de un tratamiento con insulina a otro necesita de prescripción médica, supervisión médica y control de la glucosa en sangre. Para más información, consulte con su médico.

 

Dosis

 

En función de su estilo de vida y los resultados de sus controles de azúcar (glucosa) en sangre y su anterior tratamiento con insulina, su médico:

 

-               determinará la dosis de ABASAGLAR que necesita cada día y a qué hora,

-               le indicará cuándo debe analizar su nivel de azúcar en sangre, y si necesita llevar a cabo análisis de orina,

-               le indicará cuándo puede usted necesitar inyectarse una dosis más alta o más baja de ABASAGLAR.

 

ABASAGLAR es una insulina de acción larga. Su médico le puede indicar que la use en combinación con una insulina de acción corta o con comprimidos para tratar la elevación de los niveles de azúcar en sangre.

 

Muchos factores pueden influir en su nivel de azúcar en sangre. Debe conocer estos factores ya que así podrá reaccionar correctamente ante cambios en su nivel de azúcar en sangre y para evitar que suba o baje demasiado. Para más información ver el recuadro que aparece al final del prospecto.

 

Uso en niños y adolescentes

ABASAGLAR puede utilizarse en adolescentes y niños de 2 años y mayores. No existe experiencia con el uso de ABASAGLAR en niños menores de 2 años.

 

Frecuencia de administración

 

Necesita una inyección de ABASAGLAR cada día, siempre a la misma hora.

 

Forma de administración

 

ABASAGLAR se inyecta bajo la piel. NO se inyecte ABASAGLAR en una vena, porque esto cambiará su acción y puede provocar una hipoglucemia.

Su médico le mostrará en qué área de la piel debe usted inyectarse ABASAGLAR. Con cada inyección, debe cambiar el lugar de la punción dentro del área concreta de la piel que esté usando.

 

Cómo manejar ABASAGLAR KwikPen

 

ABASAGLAR KwikPen es una pluma precargada desechable que contiene insulina glargina.

 

Lea detenidamente las “Instrucciones de Uso de ABASAGLAR KwikPen” que se incluyen con este prospecto. Debe utilizar la pluma tal y como se describe en estas Instrucciones de Uso.

 

Antes de cada utilización debe insertar una aguja nueva. Utilice solamente agujas compatibles para usar con ABASAGLAR KwikPen (ver “Instrucciones de Uso de ABASAGLAR KwikPen”).

 

Antes de cada inyección debe realizar una prueba de seguridad.

 

Inspeccione el cartucho antes de utilizar la pluma. No use ABASAGLAR KwikPen si observa partículas en su interior. Sólo utilice ABASAGLAR KwikPen si la solución es transparente, incolora y acuosa. No agitar ni mezclar antes de su uso.

 

Para prevenir la posible transmisión de enfermedades, cada pluma debe ser utilizada exclusivamente por un solo paciente.

 

Asegúrese de que la insulina no se contamina con alcohol u otros desinfectantes, ni con otras sustancias.

 

Utilice siempre una nueva pluma si observa que el control de su azúcar en sangre está empeorando de forma inesperada. Si cree que puede tener algún problema con ABASAGLAR KwikPen, consulte a su médico, farmacéutico o enfermero.

 

Las plumas vacías no deben rellenarse y se deben desechar de forma segura.

 

No use ABASAGLAR KwikPen si está dañado o no funciona correctamente, debe desecharse y utilizar un nuevo KwikPen.

 

Si usa más ABASAGLAR del que debe

 

-               Si se ha inyectado demasiado ABASAGLAR, su nivel de azúcar en sangre puede llegar a ser demasiado bajo (hipoglucemia). Revise su azúcar en sangre frecuentemente. En general, para prevenir la hipoglucemia debe comer más y controlar su nivel de azúcar en sangre. Para más información sobre el tratamiento de la hipoglucemia, ver el recuadro que aparece al final del prospecto.

 

Si olvidó usar ABASAGLAR

 

-               Si ha olvidado una dosis de ABASAGLAR o si no se ha inyectado suficiente insulina, su nivel de azúcar en sangre puede aumentar demasiado (hiperglucemia). Revise su azúcar en sangre frecuentemente. Para más información sobre el tratamiento de la hiperglucemia, ver el recuadro que aparece al final del prospecto.

-               No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.

 

Si interrumpe el tratamiento con ABASAGLAR

 

Esto podría producir hiperglucemia grave (niveles muy altos de azúcar en sangre) y cetoacidosis (aumento del ácido en la sangre porque el organismo está descomponiendo la grasa en lugar del azúcar). No interrumpa su tratamiento con ABASAGLAR sin consultar a su médico, él le dirá lo que debe hacer.

 

Confusiones de insulina

 

Debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar confusiones entre ABASAGLAR y otras insulinas.

 

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico, farmacéutico o enfermero.

POSIBLES EFECTOS ADVERSOS

Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

 

La hipoglucemia (nivel bajo de azúcar en sangre) puede ser muy grave. Si su nivel de azúcar en sangre baja mucho puede perder el conocimiento. Una hipoglucemia grave puede provocar daños en el cerebro y puede poner en peligro su vida. Si tiene síntomas de niveles bajos de azúcar en sangre, actúe inmediatamente para subir su nivel de azúcar en sangre.

 

Si tiene los siguientes síntomas, contacte inmediatamente con su médico: reacciones cutáneas a gran escala (erupción y picor por todo el cuerpo), hinchazón grave de la piel o de las membranas mucosas (angioedema), dificultad para respirar, descenso de la tensión arterial con latido cardiaco rápido y sudoración. Estos podrían ser los síntomas de reacciones alérgicas graves a las insulinas y pueden poner en peligro su vida.

 

Efectos adversos muy frecuentes (pueden afectar a más de 1 de cada 10 personas)

 

- Hipoglucemia

 

Al igual que todos los tratamientos con insulina, el efecto adverso más frecuente es la hipoglucemia.

 

Hipoglucemia (niveles bajos de azúcar en sangre) significa que no hay suficiente azúcar en la sangre. Para más información sobre los efectos adversos debidos a niveles bajos o altos de azúcar en sangre, ver el recuadro que aparece al final del prospecto.

 

Efectos adversos frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 10 personas)

 

- Alteraciones de la piel en el lugar de inyección

Si se inyecta insulina con demasiada frecuencia en el mismo punto de la piel, el tejido adiposo que se encuentra debajo de este punto puede encogerse (lipoatrofia) o engrosarse (lipohipertrofia). El engrosamiento del tejido adiposo se puede producir en el 1 al 2 % de los pacientes, mientras que su encogimiento puede producirse con poca frecuencia. Puede ocurrir que la insulina que inyecte en ese lugar no actúe bien. El cambio del punto de inyección con cada inyección puede ayudar a prevenir estos cambios de la piel.

 

- Reacciones de la piel y reacciones alérgicas

 

Del 3 al 4 % de los pacientes pueden experimentar reacciones en el punto de inyección (como

enrojecimiento, dolor intenso al inyectar poco habitual, picor, urticaria, hinchazón o inflamación). Estas reacciones también pueden extenderse alrededor del punto de inyección. La mayoría de las reacciones leves a insulinas se resuelven habitualmente en unos días o en pocas semanas.

 

Efectos adversos raros (pueden afectar hasta 1 de cada 1.000 personas)

 

- Reacciones alérgicas graves a las insulinas

 

Los síntomas relacionados pueden incluir reacciones cutáneas a gran escala (erupción cutánea y picor por todo el cuerpo), hinchazón grave de la piel o de las membranas mucosas (angioedema), dificultad para respirar, descenso de la tensión arterial con latido cardiaco rápido y sudoración. Estos podrían ser los síntomas de reacciones alérgicas graves a las insulinas y pueden poner en peligro su vida.

 

- Reacciones oculares

 

Un cambio significativo (mejoría o empeoramiento) del control de su nivel de azúcar en sangre puede alterar temporalmente su visión. Si padece una retinopatía proliferativa (una enfermedad de la vista relacionada con la diabetes) los ataques hipoglucémicos graves pueden provocar una pérdida temporal de la visión.

 

- Trastornos generales

 

En casos raros, el tratamiento con insulina puede provocar también una retención temporal de agua en el organismo, con hinchazón de las pantorrillas y los tobillos.

 

Efectos adversos muy raros (pueden afectar hasta 1 de cada 10.000 personas)

En casos muy raros, puede provocar disgeusia (trastornos del gusto) y mialgia (dolores musculares).

 

Otros efectos adversos de frecuencia no conocida (la frecuencia no puede estimarse a partir de los datos disponibles)

 

El tratamiento con insulina puede hacer que el organismo produzca anticuerpos frente a la insulina (sustancias que actúan contra la insulina). En raras ocasiones, esto puede requerir un cambio de su dosis de insulina.

 

Otros efectos adversos en niños y adolescentes

 

En general, los efectos adversos en niños y adolescentes de 18 años o menores son similares a los aparecidos en adultos.

 

Se han comunicado con más frecuencia reclamaciones sobre reacciones en el lugar de inyección (dolor en el lugar de inyección, reacción en el lugar de inyección) y reacciones de la piel (erupción, urticaria) en niños y adolescentes de 18 años o menores que en adultos.

 

No se dispone de datos de seguridad en ensayos clínicos en niños menores de 2 años.

 

Comunicación de efectos adversos

 

Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto. También puede comunicarlos directamente a través del sistema nacional de notificación incluido en el Anexo V. Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento.

CONSERVACIÓN DE ABASAGLAR

Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.

 

No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en la caja y la etiqueta del cartucho después de “CAD”. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.

 

Plumas sin usar

 

Conservar en nevera (entre 2°C y 8°C). No congelar.

 

No colocar ABASAGLAR cerca del compartimento del congelador o junto a un acumulador de frío.

Conservar la pluma precargada en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

 

Plumas en uso

 

Las plumas precargadas en uso o para llevarlas como reserva pueden conservarse durante un máximo de 28 días hasta 30ºC y protegidas del calor directo o de la luz directa. La pluma en uso no debe conservarse en nevera. No utilizar después de este periodo de tiempo. El capuchón de la pluma debe colocarse de nuevo en la pluma tras cada inyección para protegerla de la luz.

 

Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que ya no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente.

INFORMACIÓN ADICIONAL

Composición de ABASAGLAR

 

-               El principio activo es insulina glargina. Cada mililitro de solución contiene 100 unidades del principio activo insulina glargina (equivalente a 3,64 mg).

-               Los demás componentes son: óxido de zinc, metacresol, glicerol, hidróxido de sodio (ver sección 2 “Información importante respecto a alguno de los ingredientes de ABASAGLAR”), ácido clorhídrico y agua para preparaciones inyectables.

 

Aspecto del producto y contenido del envase

 

ABASAGLAR 100 unidades/ml solución inyectable en pluma precargada, KwikPen, es una solución transparente e incolora.

Cada pluma contiene 3 ml de solución inyectable (equivalente a 300 unidades). Existen envases de 1, 2, 5 y un envase múltiple con 2 x 5 plumas precargadas de 3 ml.

 

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

 

Titular de la autorización de comercialización

 

Eli Lilly Nederland B.V., Papendorpseweg 83, 3528 BJ Utrecht, Países Bajos.

 

Responsable de la fabricación

 

Lilly France S.A.S., rue du Colonel Lilly, F-67640 Fegersheim, Francia.

 

Pueden solicitar más información respecto a este medicamento dirigiéndose al representante local del titular de la autorización de comercialización:

 

España

Lilly S.A.

Tel: + 34-91 663 50 00

Boehringer Ingelheim España S.A.

Tel: +34 93 404 51 00

 

Fecha de la última revisión de este prospecto

Otras fuentes de información

 

La información detallada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Europea de Medicamentos: http://www.ema.europa.eu.

 

 

 

 

 

 

 

HIPERGLUCEMIA E HIPOGLUCEMIA

 

Lleve siempre consigo algo de azúcar (al menos 20 gramos).

 

Lleve consigo alguna información que indique que es diabético.

 

HIPERGLUCEMIA (niveles altos de azúcar en sangre)

 

Si tiene el nivel de azúcar en la sangre demasiado alto (hiperglucemia), puede que no haya

inyectado suficiente insulina.

 

¿Por qué se produce la hiperglucemia?

 

Algunos ejemplos son:

-               no se ha inyectado su insulina o no se ha inyectado la cantidad suficiente, o si su efecto ha disminuido, por ejemplo debido a un almacenamiento incorrecto,

-               su pluma de insulina no funciona adecuadamente,

-               está haciendo menos ejercicio que de constumbre, tiene estrés (angustia emocional,

nerviosismo), o sufre una lesión, una operación, infección o fiebre,

-               está tomando o ha tomado ciertos medicamentos (ver sección 2, "Uso de ABASAGLAR con

otros medicamentos").

 

Síntomas de aviso de la hiperglucemia

 

La sed, un aumento de la necesidad de orinar, el cansancio, la piel seca, el enrojecimiento de la cara, la pérdida del apetito, la tensión arterial baja, el latido rápido del corazón y la presencia de glucosa y cuerpos cetónicos en la orina. El dolor de estómago, la respiración profunda y rápida, la somnolencia o incluso la pérdida del conocimiento pueden ser signos de una afección grave (cetoacidosis) debida a la falta de insulina.

 

¿Qué debe hacer si sufre una hiperglucemia?

 

Debe analizar su nivel de azúcar en la sangre y su nivel de acetona en la orina tan pronto se

produzca cualquiera de los síntomas arriba descritos. La hiperglucemia o la cetoacidosis grave

debe ser tratada siempre por un médico, normalmente en un hospital.

 

HIPOGLUCEMIA (niveles bajos de azúcar en sangre)

 

Si su nivel de azúcar en sangre disminuye de forma excesiva puede perder el conocimiento. La

hipoglucemia grave puede producir un ataque al corazón o daño cerebral y puede poner en peligro su vida. Normalmente debe ser capaz de reconocer cuándo su nivel de azúcar en sangre está disminuyendo demasiado para poder tomar las medidas adecuadas.

 

¿Por qué se produce la hipoglucemia?

 

Algunos ejemplos son:

- se inyecta demasiada insulina,

- omite comidas o las retrasa,

- no come lo suficiente, o come alimentos que contienen menos hidratos de carbono de lo normal (el azúcar y las sustancias similares al azúcar se llaman hidratos de carbono; sin embargo, los edulcorantes artificiales NO son hidratos de carbono),

- pierde hidratos de carbono por vómitos o diarrea,

- bebe alcohol, especialmente si no está comiendo mucho,

- está haciendo más ejercicio de lo habitual o un tipo diferente de actividad física,

- se está recuperando de una lesión o de una operación o de otros tipos de estrés,

- se está recuperando de una enfermedad o fiebre,

- está tomando o ha dejado de tomar determinados medicamentos (ver sección 2, "Uso de

ABASAGLAR con otros medicamentos").

 

También es más probable que se produzca hipoglucemia si

 

- acaba de empezar un tratamiento con insulina o cambia a otra preparación de insulina (cuando

cambie de su insulina basal previa a ABASAGLAR, si se presenta hipoglucemia, ésta es más

probable que suceda por la mañana que por la noche),

- sus niveles de azúcar en la sangre son casi normales o inestables,

- cambia el sitio de la piel en el que se inyecta la insulina (por ejemplo del muslo a la parte alta

del brazo),

- padece una enfermedad grave del riñon o del hígado, o alguna otra enfermedad como el

hipotiroidismo.

 

Síntomas de aviso de la hipoglucemia

 

- En su cuerpo

 

 

 

Ejemplos de síntomas que le indican que su nivel de azúcar en sangre está bajando mucho o muy deprisa: sudoración, piel húmeda y pegajosa, ansiedad, latido rápido del corazón, tensión arterial alta, palpitaciones y latido irregular del corazón. Estos síntomas se producen a menudo antes que aparezcan los síntomas de bajo nivel de azúcar en el cerebro.

 

- En su cerebro

 

Ejemplos de síntomas que indican un nivel bajo de azúcar en el cerebro: dolores de cabeza, hambre intensa, náuseas, vómitos, cansancio, sopor, trastornos del sueño, inquietud, comportamiento agresivo, fallos de concentración, reacciones alteradas, depresión, confusión, trastornos del habla (a veces pérdida total del habla), trastornos visuales, temblor, parálisis, sensaciones de hormigueo (parestesia), sensaciones de entumecimiento y hormigueo en la zona de la boca, mareo, pérdida del autocontrol, incapacidad de cuidarse a sí mismo, convulsiones, pérdida del conocimiento.

Los primeros síntomas que le alertan de una hipoglucemia ("síntomas de aviso") pueden cambiar, atenuarse o faltar por completo si

 

- es una persona de edad avanzada, ha padecido diabetes durante mucho tiempo o si sufre un

cierto tipo de enfermedad nerviosa (neuropatía diabética autónoma),

- ha sufrido recientemente un episodio de hipoglucemia (por ejemplo el día anterior) o si ésta se

desarrolla gradualmente,

- tiene niveles casi normales o, al menos, niveles muy mejorados de azúcar en la sangre,

- ha cambiado recientemente de una insulina animal a una insulina humana como ABASAGLAR,

- está tomando o ha tomado ciertos medicamentos (ver sección 2, "Uso de ABASAGLAR con

otros medicamentos").

 

En tal caso, puede sufrir una hipoglucemia grave (e incluso desmayarse) antes de darse cuenta del problema. Esté siempre familiarizado con sus síntomas de aviso. Si fuera necesario, la realización con más frecuencia de un análisis de azúcar en sangre puede ayudar a identificar episodios hipoglucémicos leves, que en caso contrario podrían pasar inadvertidos. Si no está seguro de poder reconocer sus síntomas de aviso, evite situaciones (como conducir un coche) que puedan ponerle en peligro a usted o a otras personas como consecuencia de la hipoglucemia.

 

¿Qué debe hacer si sufre una hipoglucemia?

 

1. No se inyecte insulina. Ingiera inmediatamente de 10 a 20 g de azúcar, como glucosa, terrones de azúcar o una bebida endulzada con azúcar. Aviso: Los edulcorantes artificiales y los alimentos con edulcorantes artificiales en lugar de azúcar (como bebidas dietéticas) no sirven de ayuda para tratar la hipoglucemia.

2. Después, coma algo que aumente su nivel de azúcar en sangre a largo plazo (como pan o pasta). Su médico o enfermero deben haber comentado este tema antes con usted.

La recuperación de la hipoglucemia puede retrasarse porque ABASAGLAR tiene una acción

prolongada.

3. Si la hipoglucemia reaparece, tome de nuevo otros 10 a 20 g de azúcar.

4. Consulte de inmediato con un médico si no es capaz de controlar la hipoglucemia o si ésta

reaparece. Indíquele lo siguiente a sus familiares, amigos y personas cercanas:

 

Si no es capaz de tragar o si pierde el conocimiento, necesitará una inyección de glucosa o de glucagón (un medicamento que incrementa el nivel de azúcar en la sangre). Estas inyecciones están justificadas aun cuando no tenga la certeza de que padece hipoglucemia.

 

Es recomendable analizar su nivel de azúcar en la sangre inmediatamente después de la ingestión de glucosa para confirmar que padece realmente hipoglucemia.

 

Intrucciones de uso

KwikPen

ABASAGLAR 100 unidades/ml solución inyectable en pluma precargada

Insulina glargina

 

 

 

POR FAVOR LEA ESTAS INSTRUCCIONES ANTES DE USAR

 

Lea las instrucciones de uso antes de empezar a administrarse ABASAGLAR y cada vez que empiece otro ABASAGLAR KwikPen. Es posible que haya nueva información. Esta información no reemplaza una conversación directa con su profesional sanitario sobre su enfermedad o su tratamiento.

 

ABASAGLAR KwikPen (“Pluma”) es una pluma desechable que contiene 300 unidades (3 ml) de insulina glargina. Puede inyectarse dosis múltiples utilizando una pluma. La pluma marca 1 unidad cada vez. Puede inyectar desde 1 a 60 80 unidades en una única inyección. Si su dosis es mayor de 60 80 unidades necesitará ponerse más de una inyección. El émbolo solo se mueve un poco con cada inyección y puede que no note que se mueve. El émbolo solo llegará al final del cartucho cuando haya utilizado las 300 unidades de la pluma.

 

No comparta su pluma con otras personas, incluso si ha cambiado la aguja. No reutilice o

comparta agujas con otras personas. Puede que les transmita una infección o que esas personas

le transmitan una infección.

 

No se recomienda que los invidentes o las personas con dificultades de visión utilicen esta pluma sin la ayuda de una persona entrenada en el uso de la pluma.

 

Partes del KwikPen

 

Capuchón de la                                                Soporte                    Etiqueta          Indicador

Pluma                                                                             del Cartucho                                        de Dosis

              Clip del                Sello de Goma                   Émbolo         Cuerpo de      Ventana de     Botón de

             Capuchón                                                                               la Pluma     Dosificación Dosificación

 

Partes de la Aguja de la Pluma                                                                       Botón de Dosificación

(Agujas No Incluidas)                                                                                                  con anillo verde

 

 

 

 

 

Aguja

                                

 

Protector Externo     Protector Interno   Lengüeta de

de la Aguja                             de la Aguja          Papel

 

Cómo reconocer ABASAGLAR KwikPen:

 

• Color de la pluma: Gris claro

• Botón de dosificación: Gris claro con anillo verde en el extremo

• Etiquetas: Gris claro con bandas de color verde

 

Materiales necesarios para inyectarse:

• ABASAGLAR KwikPen

• Aguja compatible con KwikPen (se recomiendan agujas para plumas de BD [Becton, Dickinson and Company]).

• Algodón.

 

Preparando su Pluma

• Lávese las manos con agua y jabón

• Compruebe la pluma para asegurarse de que está utilizando el tipo correcto de insulina. Esto es

especialmente importante si utiliza más de 1 tipo de insulina.

• No utilice su pluma pasada la fecha de caducidad impresa en la etiqueta o durante más de 28

días después de que haya empezado a utilizar la pluma.

• Utilice siempre una nueva aguja para cada inyección para ayudar a prevenir infecciones y la

obstrucción de las agujas.

 

 

Paso 1:

 

• Tire del capuchón de la pluma.

- No quite la etiqueta de la pluma.

• Limpie el sello de goma con un algodón.

ABASAGLAR debe verse transparente e

incoloro. No lo utilice si está turbio, coloreado, o

si tiene partículas o acúmulos en su interior.

 

 

Paso 2:

• Seleccione una nueva aguja.

• Quite la lengüeta de papel del protector

externo de la aguja.

 

 

 

 

 

 

 

 

Paso 3:

 

• Empuje la aguja tapada en línea recta sobre

la pluma y enrosque la aguja hasta el tope.

 

 

 

 

 

 

 

Paso 4:

 

• Retire el protector externo de la aguja. No

lo tire.

• Retire el protector interno de la aguja y

deséchelo.

 

 

 

Purgando su pluma

Debe purgar su pluma antes de cada inyección.

• Purgar su pluma significa eliminar el aire que puede quedar dentro de la aguja y del cartucho

durante el uso normal y asegura que la pluma funciona correctamente.

• Si no purga la pluma antes de cada inyección, puede tener demasiada o poca cantidad de

insulina.

 

Paso 5:

• Para purgar su pluma gire el botón de

dosificación para seleccionar 2 unidades.

 

Paso 6:

• Sujete su pluma con la aguja apuntando

hacia arriba. Dé golpecitos al soporte del

cartucho suavemente para llevar las

burbujas de aire hacia arriba.

 

Paso 7:

• Continúe sujetando su pluma con la aguja

apuntando hacia arriba. Empuje el botón de

dosificación hasta que llegue al tope y

aparezca “0” en la ventana de dosificación.

Mantenga presionado el botón de

dosificación y cuente despacio hasta 5.

Debe aparecer insulina en la punta de la

aguja.

- Si no aparece insulina, repita los pasos

del purgado, pero no lo haga más de 4

veces.

- Si todavía no aparece insulina, cambie             

la aguja y repita los pasos del purgado.

Las burbujas de aire pequeñas son normales y no

afectarán a su dosis.

 

Seleccionando su dosis

• Puede administrar de 1 a 60 80 unidades en una única inyección.

• Si su dosis es mayor de 60 80 unidades, necesitará ponerse más de una inyección.

– Si necesita ayuda para decidir cómo dividir las dosis, consulte a su médico.

– Debe usar una aguja nueva para cada inyección y repetir los pasos del purgado.

 

Paso 8:

• Gire el botón de dosificación para

seleccionar el número de unidades que

necesite inyectarse. El indicador de dosis

debe alinearse con su dosis.

- La pluma marca 1 unidad cada vez.

- El botón de dosificación hace clic

cuando se gira.

- NO marque su dosis contando el

número de clics porque puede que

marque una dosis incorrecta.

- Puede corregir la dosis girando el

botón de dosificación en cualquier

dirección hasta que la dosis correcta se

alinee con el indicador de dosis.

- Los números pares están impresos en

el marcador.

 

(Ejemplo: se muestran 12 unidades en la ventana

de dosificación)

 

- Los números impares, después del

número 1, se muestran como líneas

enteras.

 

 

 

 

(Ejemplo: se muestran 25 unidades en la ventana

de dosificación)

 

 

• Compruebe siempre el número que

aparece en la Ventana de Dosificación

para asegurarse de que ha marcado la

dosis correcta.

 

• La pluma no le permitirá marcar más que el número de unidades que queden en la pluma.

• Si necesita inyectarse un número de unidades mayor que las que quedan en la pluma:

- puede inyectarse la cantidad que queda en su pluma y después usar una nueva pluma para inyectarse el resto de la dosis, o bien

- utilizar una nueva pluma e inyectarse la dosis completa.

• Es normal ver una pequeña cantidad de insulina sobrante en la pluma que no se puede inyectar.

 

Poniéndose la inyección

 

• Inyéctese su insulina como le haya mostrado su profesional sanitario.

• Cambie (alterne) el punto de inyección cada vez que se inyecte.

No intente cambiar su dosis mientras se esté inyectando.

 

 

Paso 9:

Elija un punto de inyección.

• ABASAGLAR se inyecta debajo de la piel

(vía subcutánea) en la zona del abdomen,

nalgas, muslos o parte superior de los

brazos.

• Prepare su piel como le haya recomendado

su profesional sanitario.

 

Paso 10:

• Inserte la aguja en su piel.

• Presione el botón de dosificación hasta el

final.

• Mantenga presionado el

botón de dosificación y

cuente despacio hasta 5

antes de retirar la aguja.

 

No trate de inyectar la insulina girando el botón

de dosificación. NO recibirá insulina girando el

botón de dosificación.

 

Paso 11:

• Extraiga la aguja de su piel.

- La presencia de una gota de insulina en la

punta de la aguja es algo normal. No

afectará a su dosis.

• Compruebe el número en la ventana de

dosificación.

- Si ve un “0” en la ventana de

dosificación, ha recibido su dosis

completa.

- Si no ve un “0” en la ventana de

dosificación, no vuelva a marcar la dosis.

Inserte la aguja en la piel y termine de

inyectar.

- Si aún cree que no recibió la cantidad

completa que marcó para inyectarse, no

empiece de nuevo o repita la inyección.

Controle su glucosa en sangre como le

indicó su profesional sanitario.

- Si normalmente necesita 2 inyecciones

para conseguir la dosis completa,

asegúrese de ponerse la segunda

inyección.

El émbolo solo se mueve un poco con cada

inyección y puede que no se dé cuenta de que se

mueve.

 

Si ve sangre tras haber extraído la aguja de la

piel, presione ligeramente el punto de inyección

con un pedazo de gasa o algodón. No frote la

zona.

 

Después de su inyección

 

Paso 12:

• Coloque nuevamente con cuidado el

protector externo de la aguja.

 

Paso 13:

• Desenrosque la aguja tapada y deséchela

como le haya indicado su profesional

sanitario.

 

• No conserve la pluma con la aguja puesta a

fin de evitar fugas, que la aguja se obstruya,

y que entre aire en la pluma.

 

Paso 14:

• Vuelva a poner el capuchón de la pluma

alineando el clip del capuchón con el

indicador de dosis y empujando recto.

 

 

 

Eliminación de plumas y agujas

 

• Deposite las agujas usadas en un contenedor provisto de cierre para objetos punzantes resistente a perforación.

• No recicle el contenedor lleno de objetos punzantes.

• Consulte a su profesional sanitario sobre las opciones existentes para desechar adecuadamente

el contenedor para plumas y objetos punzantes.

• Las indicaciones sobre el manejo de agujas no pretenden sustituir las normas locales,

institucionales ni las dadas por los profesionales sanitarios.

 

Conservación de su pluma

Plumas sin usar

• Guarde las plumas sin utilizar en la nevera entre 2ºC y 8ºC.

No congele ABASAGLAR. No lo use si se ha congelado.

• Las plumas sin usar pueden ser utilizadas hasta la fecha de caducidad impresa en la etiqueta, si

la pluma se ha conservado en la nevera.

 

Pluma en uso

• Guarde la pluma que esté usando actualmente a temperatura ambiente [por debajo de 30ºC] y

lejos del calor y la luz.

• Tire la pluma que esté usando después de 28 días, incluso si aún queda insulina dentro.

 

Información general sobre el uso seguro y eficaz de su pluma

• Mantener su pluma y agujas fuera de la vista y el alcance de los niños.

No use su pluma si alguna de sus partes parece rota o dañada.

• Lleve siempre consigo una pluma adicional por si la suya se pierde o se daña.

 

Solución a algunos problemas con su pluma

• Si no puede retirar el capuchón de la pluma, gire suavemente el capuchón de un lado a otro, y

luego tire del capuchón hacia fuera.

• Si es difícil presionar el botón dosificador:

- Será más fácil inyectar si presiona el botón dosificador más despacio.

- Su aguja puede estar atascada. Ponga una aguja nueva y purgue la pluma.

- Pueden entrar polvo, restos de comida o líquido dentro de la pluma. Tire la pluma y consiga una nueva.

 

Si tiene algún problema o alguna pregunta sobre ABASAGLAR KwikPen, consulte con su profesional sanitario.

 

Fecha de la última revisión de este documento

 

 

 

Fuente: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios