CITALOPRAM RATIOPHARM Comp. recub. con película 30 mg (Comprimido recubierto con película)

Introducción

Introducción

Prospecto: información para el usuario

 

Citalopram ratiopharm 30 mg comprimidos recubiertos con película EFG

 

Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar este medicamento, porque contiene información importante para usted

-     Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo.

-     Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.

-     Este medicamento se le ha recetado solamente a usted y no debe dárselo a otras personas, aunque

       tengan los mismos síntomas que usted, ya que puede perjudicarles.

-     Si experimenta efectos adversos consulte a su médico, incluso si se trata de efectos adversos que no

       aparecen en este prospecto.

 

 

Contenido del prospecto:

1.   Qué es Citalopram ratiopharm y para qué se utiliza

2.   Qué necesita saber antes de empezar a tomar Citalopram ratiopharm

3.   Cómo tomar Citalopram ratiopharm

4.   Posibles efectos adversos

5.   Conservación de Citalopram ratiopharm

6.   Contenido del envase e información adicional

1. Qué es Citalopram ratiopharm y para qué se utiliza

Citalopram es un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (ISRS) y pertenece al grupo de medicamentos conocidos como antidepresivos. Estos medicamentos ayudan a corregir ciertos desequilibrios químicos en el cerebro, que causan los síntomas de su enfermedad.

 

Citalopram ratiopharm está indicado en el tratamiento de:

- Depresión y prevención de recaídas y recurrencias.

- Trastorno de angustia con o sin agorafobia.

- Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

 

Su médico, de todas formas puede prescribirle Citalopram ratiopharm para cualquier otro propósito. Pregunte a su médico si tiene alguna duda de por qué le ha prescrito Citalopram ratiopharm.

2. Qué necesita saber antes de empezar a tomar Citalopram ratiopharm

No tome Citalopram ratiopharm

-   si es alérgico a citalopram o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento (incluidos en

     la sección 6),

-   si está tomando otros medicamentos que pertenecen a un grupo llamado inhibidores de la

     monoaminooxidasa (IMAOs). Los IMAO incluyen medicamentos como fenelzina, iproniazida,

     isocarboxacida, nialamida, tranilcipromina, selegilina (empleados en el tratamiento del Parkinson),

     moclobemida (utilizado para el tratamiento de la depresión) y linezolid (un antibiótico),

-    si padece desde el nacimiento algún tipo de alteración del ritmo del corazón o ha sufrido alguna vez

     algún episodio de este tipo (esto se observa con el electrocardiograma, una prueba que sirve para

     evaluar cómo funciona el corazón),

-   si está tomando medicamentos porque padece alguna enfermedad que altera el ritmo del corazón,

-   si está tomando medicamentos que pueden llegar a afectar el ritmo del corazón,

-   consulte también la sección “Toma de Citalopram ratiopharm con otros medicamentos” que se

    encuentra más abajo.

 

Incluso si usted ha terminado el tratamiento con IMAOs, necesitará esperar 2 semanas antes de iniciar su tratamiento con Citalopram ratiopharm.

 

Debe transcurrir un día después de haber tomado moclobemida.

 

Después de terminar con Citalopram ratiopharm, debe transcurrir una semana antes de tomar cualquier IMAO.

 

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar Citalopram ratiopharm.

Por favor, informe a su médico si tiene usted cualquier otra condición o enfermedad ya que su médico puede tener que tomarlo en consideración. En particular, informe a su médico:

-    si tiene episodios maníacos o trastornos de angustia,

-    si padece insuficiencia hepática o renal. Su médico puede necesitar ajustar la dosis,

-    si padece diabetes. El tratamiento con Citalopram ratiopharm puede alterar el control glucémico.

     Puede necesitar un ajuste de la dosis de insulina y/o de hipoglucemiantes orales,

-    si padece epilepsia. El tratamiento con Citalopram ratiopharm debe suspenderse si se presentan

     convulsiones o si se produce un aumento en la frecuencia de las convulsiones (ver también sección 4

     ”Posibles efectos adversos”),

-    si padece algún tipo de trastorno hemorrágico,

-    si tiene un nivel disminuido de sodio en sangre,

-    si está recibiendo tratamiento electroconvulsivo,

-    si padece o ha padecido algún problema de corazón o ha sufrido recientemente un infarto cardiaco,

-    si cuando está en reposo su corazón late despacio (esto se conoce como bradicardia) y/o cree que su

     organismo puede estar teniendo pérdidas de sal por ejemplo porque ha tenido diarrea y vómitos

     intensos durante varios días o porque ha usado diuréticos (medicamentos para orinar),

-    si ha notado que los latidos de su corazón son rápidos o irregulares o ha sufrido desmayos o mareos al

     incorporarse desde la posición de sentado o tumbado. Esto podría indicar que tiene alguna alteración

     del ritmo del corazón.

 

Consulte a su médico, incluso si cualquiera de las circunstancias anteriormente mencionadas le hubiera ocurrido alguna vez.

 

Algunos pacientes con enfermedad maníaco-depresiva pueden entrar en una fase maníaca. Esta se caracteriza por un cambio de ideas poco común y rápido, alegría desproporcionada y actividad física excesiva. Si usted experimenta esto, contacte con su médico.

 

Síntomas tales como inquietud o dificultad para sentarse o permanecer de pie (acatisia) también pueden ocurrir durante las primeras semanas del tratamiento. Informe a su médico inmediatamente si usted experimenta estos síntomas.

 

Información especial relacionada con su enfermedad

Al igual que otros medicamentos usados para tratar la depresión o enfermedades relacionadas, la mejoría no se alcanza inmediatamente. Después de iniciar el tratamiento con Citalopram ratiopharm, pueden pasar varias semanas antes de que experimente alguna mejoría.

 

En el tratamiento del trastorno de angustia, normalmente, pasan 2-4 semanas antes de que se observe alguna mejoría.

Al inicio del tratamiento algunos pacientes pueden experimentar un aumento de la ansiedad, que desaparecerá con el tratamiento de continuación. Por tanto, es muy importante que siga exactamente las instrucciones de su médico y no interrumpa el tratamiento o cambie la dosis sin consultar a su médico.

 

Pensamientos suicidas y empeoramiento de su depresión o trastorno de ansiedad

Si usted se encuentra deprimido y/o sufre un trastorno de ansiedad, puede en algunas ocasiones tener pensamientos de autolesión o de suicidio. Éstos pueden ir aumentando al tomar antidepresivos por primera vez, puesto que todos estos medicamentos requieren un tiempo para empezar a hacer efecto, generalmente alrededor de unas dos semanas, aunque en algunos casos podría ser mayor el tiempo.

 

Usted sería más propenso a tener este tipo de pensamientos:

-    Si usted previamente ha tenido pensamientos de autolesión o de suicidio.

-    Si usted es un adulto joven. Información de ensayos clínicos ha demostrado un aumento del riesgo de

     conductas suicidas en adultos jóvenes (menores de 25 años) con enfermedades psiquiátricas que fueron

     tratados con un antidepresivo.

 

Si en cualquier momento usted tiene pensamientos de autolesión o de suicidio, contacte a su médico o diríjase directamente a un hospital.

Puede ser de ayuda para usted decirle a un pariente o un amigo cercano que usted está deprimido o que tiene un trastorno de ansiedad y pedirle que lea este prospecto. Puede preguntarles si piensan que su depresión o trastorno de ansiedad ha empeorado, o si están preocupados por cambios en su comportamiento.

 

Niños y adolescentes menores de 18 años

Citalopram ratiopharm no deberá utilizarse normalmente en el tratamiento de niños y adolescentes menores de 18 años. A la vez, debe saber que en pacientes menores de 18 años existe un mayor riesgo de efectos adversos como intentos de suicidio, ideas de suicidio y hostilidad (predominantemente agresión, comportamiento de confrontación e irritación) cuando ingieren esta clase de medicamentos. Pese a ello, el médico que le corresponda puede prescribir Citalopram ratiopharm a pacientes menores de 18 años cuando decida qué es lo más conveniente para el paciente. Si el médico que le corresponda ha prescrito Citalopram ratiopharm a un paciente menor de 18 años y desea discutir esta decisión, por favor, vuelva a su médico. Debe informar a su médico si alguno de los síntomas descritos anteriormente progresa o experimenta complicaciones cuando pacientes menores de 18 años están tomando Citalopram ratiopharm. A la vez, los efectos a largo plazo por lo que a la seguridad se refiere y relativos al crecimiento, la madurez y el desarrollo cognitivo y conductual de Citalopram ratiopharm en este grupo de edad todavía no han quedado demostrados.   Glaucoma de ángulo cerrado Los ISRS incluyendo citalopram pueden tener un efecto sobre el tamaño de la pupila dando lugar a midriasis. Este efecto midriático tiene el potencial para reducir el ángulo del ojo que dando lugar a un aumento de la presión intraocular y glaucoma de ángulo cerrado, especialmente en pacientes predispuestos. Citalopram por lo tanto debe utilizarse con precaución en pacientes con glaucoma de ángulo cerrado o antecedentes de glaucoma.   Toma de Citalopram ratiopharm con otros medicamentos Comunique a su médico o farmacéutico si está utilizando, ha utilizado recientemente o podría tener que utilizar cualquier otro medicamento. Algunos medicamentos pueden afectar la acción de otros y ello puede causar a veces reacciones adversas graves. Informe a su médico si está utilizando alguno de los siguientes medicamentos:

-   Inhibidores no selectivos de la monoaminooxidasa (IMAOs) conteniendo fenelzina, iproniazida,

     isocarboxacida, nialamida y tranilcipromina como sustancias activas. Si usted ha tomado alguno de

     estos medicamentos deberá esperar 14 días antes de empezar a tomar Citalopram ratiopharm. Al

     finalizar el tratamiento con Citalopram ratiopharm, usted deberá esperar 7 días antes de tomar alguno

     de estos medicamentos.

-   Inhibidores selectivos reversibles MAO-A conteniendo moclobemida (utilizado para el tratamiento de

     la depresión).

-   El antibiótico linezolid.

-   Litio (utilizado para la profilaxis y el tratamiento del trastorno maníaco-depresivo) y triptófano.

-   Imipramina y desipramina (ambos usados para tratar la depresión).

-   Inhibidores irreversibles MAO-B, conteniendo selegilina (utilizada para el tratamiento de la

     enfermedad de Parkinson); éstos aumentan el riesgo de efectos adversos. La dosis de selegilina no

     debe exceder de 10 mg al día.

-   Metoprolol (utilizado para la presión sanguínea elevada y/o enfermedad cardiaca); los niveles

     sanguíneos de metoprolol se incrementan pero no se han observado signos del efecto aumentado o

     efectos adversos del metoprolol.

-   Sumatriptán y medicamentos similares (utilizados para tratar la migraña) y tramadol (utilizado en el

     dolor grave) incrementan el riesgo de efectos adversos, si usted tiene algún síntoma inusual utilizando

     esta combinación, debe ver a su médico.

-   Cimetidina cuando se usa a dosis elevadas (utilizada para tratar la úlcera de estómago); los niveles de 

     Citalopram en sangre pueden estar aumentados, pero no se ha comunicado aumento de los efectos

     adversos de Citalopram ratiopharm.

-   Medicamentos que afectan la función plaquetaria (por ejemplo algunos fármacos antisiptóticos,

     antidepresivos tricíclicos, ácido acetilsalicílico (utilizado para el dolor), fármacos antiinflamatorios no

     esteroideos (utilizados para la artritis), aumentan ligeramente el riesgo de alteraciones hemorrágicas.

-   Hierba de San Juan (Hypericum perforatum) (un remedio a base de plantas medicinales utilizado para 

     la depresión); la administración concomitante con Citalopram ratiopharm puede aumentar el riesgo de

     efectos adversos.

-   Mefloquina (utilizado para tratar la malaria), bupropion (utilizado para tratar la depresión) y tramadol

     (usado para tratar el dolor grave) debido a un posible riesgo de disminuir el umbral para las

     convulsiones.

-   Neurolépticos (medicamentos para tratar esquizofrenia, psicosis), debido a un posible riesgo de

     disminuir el umbral para las convulsiones, y antidepresivos.

-   Medicamentos que inducien hipopotasemia / hipomagnesemia. Se debe tener precaución con el uso

     concomitante de productos que inducen hipopotasemia /hipomagnesemia ya que estas enfermedades

     aumentan el riesgo de arritmias malignas.

 

No tome Citalopram ratiopharm si está tomando medicamentos porque usted ya padece alguna enfermedad que altera el ritmo del corazón o si está tomando medicamentos que por ellos mismos pudieran llegar a afectar el ritmo del corazón, por ejemplo antiarrítmicos clase IA y III, antisipcóticos (ej. derivados de la fenotiazina, pimozida, haloperidol), antidepresivos tricíclicos, determinados agentes antimicrobianos (esparfloxacino, moxifloxacino, eritromicina IV, pentamidina, medicamentos contra la malaria particularmente halofantrina), ciertos antihistamínicos (astemizol, mizolastina).

Si tiene dudas sobre este tema consulte a su médico.

 

Toma de Citalopram ratiopharm con alimentos, bebidas y alcohol

Citalopram ratiopharm puede tomarse con o sin alimentos (ver sección 3 “Cómo tomar Citalopram ratiopharm”).

 

Se ha observado que Citalopram no aumenta los efectos del alcohol. Sin embargo, es aconsejable evitar el consumo de alcohol durante el tratamiento con Citalopram ratiopharm.

 

Embarazo, lactancia y fertilidad

Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento.

Las mujeres embarazadas no deben normalmente tomar Citalopram ratiopharm ni las madres deben amamantar a sus bebés mientras toman este medicamento a menos que usted y su médico hayan analizado los riesgos y beneficios implicados.

Si usted toma Citalopram ratiopharm durante los últimos 3 meses de su embarazo y hasta la fecha del nacimiento, sea consciente que pueden observase en el bebé recién nacido los siguientes efectos: dificultad respiratoria, piel azulada, ataques, cambios de la temperatura corporal, dificultades para alimentarse, vómitos, azúcar bajo en sangre, rigidez o flojedad muscular, reflejos intensos, temblores, inquietud, irritabilidad, letargo, lloro constante, somnolencia y dificultades para dormirse. Si su bebé recién nacido tiene alguno de estos síntomas, por favor, contacte con su médico inmediatamente.

 

Citalopram pasa a la leche materna en pequeña cantidad. Hay riesgo de efectos en el niño. Si está tomando Citalopram ratiopharm informe a su médico antes de iniciar la lactancia.

 

Asegúrese de que su matrona y/o médico sepa que usted está tomando Citalopram ratiopharm.

Cuando se toma durante el embarazo, particularmente en los últimos 3 meses del embarazo, los medicamentos como Citalopram ratiopharm podrían aumentar el riesgo de una enfermedad grave en los bebés, llamada hipertensión pulmonar persistente del recién nacido (HPPN), lo que hace que el bebé respire más rápido y se ponga de un color azulado. Estos síntomas normalmente comienzan durante las primeras 24 h después de que nazca el bebé. Si esto le sucediera a su bebé contacte inmediatamente con su matrona y/o médico.

 

Estudios en animales han demostrado que citalopram reduce la calidad del esperma.

Teóricamente, esto podría afectar la fertilidad, pero el impacto sobre la fertilidad humana no se ha observado hasta ahora.

 

Conducción y uso de máquinas

Generalmente Citalopram ratiopharm no causa somnolencia; sin embargo, si se siente mareado o dormido cuando empiece a tomar este medicamento, no conduzca o utilice herramientas o maquinaria hasta que estos efectos desaparezcan.

 

Citalopram ratiopharm contiene lactosa

Si su médico le ha indicado que padece una intolerancia a ciertos azucares, consulte con él antes de tomar este medicamento.

 

 

 

3. Cómo tomar Citalopram ratiopharm

Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico. En caso de duda consulte de nuevo a su médico o farmacéutico.

 

La dosis recomendada es:

 

Adultos:

Depresión

La dosis habitual es de 20 mg al día. Si así lo estima necesario, podrá aumentarle esta dosis hasta alcanzar un máximo de 40 mg diarios.

 

Trastorno de angustia

La dosis inicial es de 10 mg al día durante la primera semana antes de aumentarla a los 20-30 mg diarios. Si así lo estima necesario, su médico podrá subirle esta dosis hasta alcanzar un máximo de 40 mg diarios.

 

Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)

La dosis inicial es de 20 mg al día. Si así lo estima necesario, su médico podrá aumentarle esta dosis hasta alcanzar un máximo de 40 mg diarios.

 

Pacientes de edad avanzada (mayores de 65 años)

En los pacientes de edad avanzada se debe iniciar el tratamiento con la mitad de la dosis recomendada por ejemplo 10-20 mg al día.

En términos generales los pacientes de edad avanzada no deben tomar más de 20 mg al día.

 

Pacientes con riesgos especiales

Los pacientes que tengan enfermedades del hígado no deben tomar más de 20 mg al día.

 

Niños y adolescentes (< 18 años)

Citalopram ratiopharm no debe administrarse a niños o adolescentes. Para información adicional, por favor ver sección 2 “Qué necesita saber antes de empezar a tomar Citalopram ratiopharm”.

 

Cómo y cuándo tomar Citalopram ratiopharm

Citalopram ratiopharm se toma cada día como dosis única diaria.

Los comprimidos se pueden tomar en cualquier momento del día independientemente de las comidas.

Los comprimidos deben ingerirse con un vaso de agua. No los mastique.

 

Duración del tratamiento

Como otros medicamentos para la depresión, el trastorno de angustia y el trastorno obsesivocompulsivo, pueden ser necesarias algunas semanas antes de que usted encuentre alguna mejoría. Siga tomando Citalopram ratiopharm incluso si pasa algún tiempo antes de que sienta alguna mejora en su enfermedad.

 

Nunca varíe la dosis del medicamento sin hablar antes con su médico.

 

La duración del tratamiento es individual, generalmente como mínimo 6 meses. Continúe tomando los comprimidos durante el tiempo recomendado por su médico. No deje de tomarlos incluso si se encuentra mejor a menos que se lo haya indicado su médico. La enfermedad de base puede persistir durante un período largo y si usted interrumpe su tratamiento demasiado pronto, sus síntomas pueden reaparecer.

 

Los pacientes con depresiones recurrentes, se benefician del tratamiento de continuación, a veces durante varios años, para prevenir la aparición de nuevos episodios depresivos.

 

Si toma más Citalopram ratiopharm del que debiera

Si cree que usted o alguna otra persona ha tomado más Citalopram ratiopharm de lo que debe, consulte inmediatamente con su médico o farmacéutico, vaya al servicio de urgencias del hospital más cercano o consulte al Servicio de Información Toxicológica, teléfono 915620420.

Hágalo incluso cuando no observe molestias o signos de intoxicación.

Lleve el envase de Citalopram ratiopharm con usted si acude al médico u hospital.

 

Algunos de los síntomas de una sobredosis pueden incluir latidos irregulares del corazón con riesgo para la vida, convulsiones, cambios en el ritmo del corazón, somnolencia, coma, vómitos, temblores, disminución de la presión sanguínea, aumento de la presión sanguínea, náuseas (sentirse mareado), síndrome serotoninérgico (ver sección 4. “Posibles efectos adversos”), agitación, mareos, dilatación de las pupilas, sudoración, piel azulada, hiperventilación (aumento del ritmo respiratorio).

 

Si olvidó tomar Citalopram ratiopharm

Si olvidó tomar una dosis, tome la siguiente dosis a la hora habitual.

No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.

 

Si interrumpe el tratamiento con Citalopram ratiopharm

No deje de tomar Citalopram ratiopharm hasta que su médico le diga que lo haga. Cuando haya completado su período de tratamiento, por lo general se recomienda que la dosis de Citalopram ratiopharm se reduzca gradualmente durante varias semanas.

 

La retirada brusca de la medicación puede producir algunos trastornos leves o transitorios tales como mareos, sensación de hormigueo, alteraciones del sueño (sueños intensos, pesadillas, incapacidad de dormir), sensación de ansiedad, dolor de cabeza, sensación de mareo (náuseas), vómitos, sudoración, sensación de inquietud o agitación, temblores, sentimiento de confusión o desorientación, sentimientos de emoción o irritación, diarrea (heces sueltas), alteraciones visuales, pulso rápido o palpitaciones.

 

Cuando haya terminado el periodo de su tratamiento, generalmente se recomienda que la dosis de Citalopram ratiopharm sea reducida gradualmente durante un par de semanas en lugar de interrumpirla bruscamente.

 

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico o farmacéutico.

4. Posibles efectos adversos

Al igual que todos los medicamentos, Citalopram ratiopharm puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

 

Los efectos adversos suelen desaparecer después de algunas semanas de tratamiento. Por favor, tenga en cuenta que muchos de los efectos también pueden ser síntomas de su enfermedad y por lo tanto mejorarán cuando usted empiece a sentirse mejor.

 

Algunos pacientes han notificado los siguientes efectos adversos graves.

Si usted tiene alguno de los siguientes síntomas debe dejar de tomar Citalopram ratiopharm y vea a su médico inmediatamente:

-  Fiebre elevada, agitación, confusión, temblores y contracciones repentinas de músculos; pueden ser

   signos de una situación poco común denominada síndrome serotoninérgico que se ha notificado con el

   uso combinado de antidepresivos.

-  Si nota hinchazón de la piel, lengua, labios o cara, o tiene dificultades respiratorias o de deglución

   (reacción alérgica).

-  Sangrados inusuales incluyendo sangrados gastrointestinales.

 

Efectos adversos raros pero graves (pueden afectar hasta 1 de cada 1.000 personas):

Si usted tiene alguno de los siguientes síntomas debe dejar de tomar Citalopram ratiopharm y acuda a su médico inmediatamente.

-  Hiponatremia: nivel bajo de sodio en sangre que puede producir cansancio, confusión y contracción

   muscular.

-  Latidos del corazón rápidos e irregulares o sensación de desmayo puesto que podrían ser síntomas de un

   problema grave del corazón conocido como torsade de pointes.

 

Los siguientes efectos adversos son generalmente leves y normalmente desaparecen después de algunos días de tratamiento. Por favor, sea consciente de que varios de los efectos mencionados abajo pueden ser síntomas de su enfermedad y por tanto mejorarán cuando usted empiece a encontrarse mejor.

 

Si los efectos adversos son molestos o duran más que algunos días, consulte a su médico.

 

La sequedad de boca incrementa el riesgo de caries. Por tanto, debe cepillarse los dientes más a menudo de lo habitual.

 

Efectos adversos muy frecuentes (pueden afectar a más de 1 de cada 10 personas):

-  Tendencia al sueño.

-  Dificultad para dormir.

-  Aumento de la sudoración.

-  Sequedad de boca.

-  Náuseas (sentirse mareado).

 

Efectos adversos frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 10 personas):

-  Disminución del apetito.

-  Agitación.

-  Disminución de la conducta sexual.

-  Ansiedad.

-  Nerviosismo.

-  Estado confusional.

-  Sueños anormales.

-  Temblores.

-  Hormigueo o entumecimiento de manos o pies.

-  Mareos.

-  Alteración de la atención.

-  Zumbidos en los oídos (tinnitus).

-  Bostezos.

-  Diarrea.

-  Vómitos.

-  Estreñimiento.

-  Erupción.

-  Dolor muscular y articular.

-  Los hombres pueden experimentar problemas con la eyaculación y erección.

-  Las mujeres, dificultad para alcanzar el orgasmo.

-  Fatiga.

-  Fiebre.

-  Escozor en la piel.

-  Disminución de peso.

 

Efectos adversos poco frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 100 personas):

-  Trastornos hemorrágicos cutáneos (aparición de hematomas con facilidad).

-  Aumento del apetito.

-  Agresividad.

-  Despersonalización.

-  Alucinaciones.

-  Manía.

-  Desmayos.

-  Pupilas dilatadas.

-  Latidos cardiacos rápidos.

-  Latidos cardiacos lentos.

-  Urticaria.

-  Pérdida de pelo.

-  Erupción cutánea.

-  Sensibilidad a la luz.

-  Dificultades para orinar.

-  Hemorragia vaginal.

-  Hinchazón de brazos y piernas.

-  Aumento de peso.

 

Raros (pueden afectar hasta 1 de cada 1.000 personas):

-  Convulsiones.

-  Movimientos involuntarios.

-  Alteraciones del gusto.

-  Sangrado.

-  Hepatitis.

 

Algunos pacientes han comunicado frecuencia no conocida:( no puede estimarse a partir de los datos disponibles):

-  Pensamientos de hacerse daño a sí mismo o pensamientos de quitarse la vida, ver también la sección

   "Advertencias y precauciones"

-  Reducción de plaquetas en sangre, que aumenta el riesgo de sangrado o cardenales (hematoma).

-  Hipersensibilidad (rash).

-  Reacción alérgica grave que provoca dificultad para respirar o mareos.

- Incremento de la cantidad de orina excretada.

-  Hipocaliemia: nivel bajo de potasio en sangre que puede producir debilidad muscular, contracciones o

   ritmo anormal del corazón.

-  Crisis de angustia.

-  Chirriar de dientes.

-  Inquietud.

-  Movimientos musculares anormales o rigidez.

-  Acatisia (movimientos involuntarios de los músculos).

-  Alteraciones de la visión.

-  Presión sanguínea baja.

-  Sangrado de la nariz.

-  Trastornos hemorrágicos incluyendo sangrado de piel y mucosas (equimosis).

-  Hinchazón repentina de piel o mucosas.

-  Erecciones dolorosas.

-  Flujo de leche en mujeres que no están en período de lactancia.

-  Pruebas de la función hepática alteradas.

-  Hipotensión ortostática (descenso importante de la tensión arterial que se produce cuando un individuo

   se pone de pie).

-  Se ha observado un aumento del riesgo de fracturas óseas en pacientes tratados con este tipo de

   medicamentos.

 

Si experimenta efectos adversos, consulte con su médico o farmacéutico, incluso si se trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto.

 

5. Conservación de Citalopram ratiopharm

Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.

 

Este medicamento no requiere condiciones especiales de conservación.

 

No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en el envase después de la abreviatura CAD. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.

 

Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Deposite los envases y los medicamentos que no necesita en el punto SIGRE de la farmacia. En caso de duda pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma ayudará a proteger el medio ambiente.

 

 

6. Contenido del envase e información adicional

Composición de Citalopram ratiopharm 30 mg comprimidos recubiertos con película EFG

El principio activo es citalopram.

Cada comprimido recubierto con película contiene 37,47 mg de citalopram hidrobromuro equivalentes a 30 mg de citalopram.

Los demás componentes (excipientes) son:

-    núcleo del comprimido: celulosa microcristalina, lactosa monohidrato, croscarmelosa sódica, almidón

     de maíz, glicerol (E-422), copolividona, estearato de magnesio.

-    recubrimiento del comprimido: Sepifilm® 752 blanco (hipromelosa, celulosa microcristalina, estearato

     de polioxietileno 40, dióxido de titanio (E-171)).

 

Aspecto del producto y contenido del envase

Comprimidos recubiertos con película, ovalados, biconvexos, blancos y ranurados.

Envases de 28 comprimidos recubiertos con película.

 

Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación

 

Titular de la autorización

ratiopharm España. S.A.

Avda de Burgos, 16 D

28036 Madrid (España)

 

Responsable de la fabricación

Atlantic Pharma Produçoes Farmacêuticas, S.A

Rua da Tapada Grande No.2

2710-089 Sintra – Portugal

 

o

 

 

Pharmaceutical Works Polpharma, S,A.

83-200 Starogard Gdanski

19, Pelplinska Street

Polonia

 

Fecha de la última revisión de este prospecto: mayo 2013

 

La información detallada y actualizada de este medicamento está disponible en la página web de

la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS)

http://www.aemps.gob.es/

 

Fuente: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios