CRISOMET Comp. dispersable 25 mg (Comprimido masticable y dispersable)

Introducción

Prospecto: información para el paciente

 

 

Crisomet 25 mg comprimidos masticables/dispersables

 

Lamotrigina

 

Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar este medicamento, porque contiene información importante para usted.

  • Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo.
  • Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
  • Este medicamento se le ha recetado solamente a usted y no debe dárselo a otras personas, aunque tengan los mismos síntomas que usted, ya que puede perjudicarles.
  • Si experimenta efectos adversos,consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto. Ver sección 4.

 

Contenido del prospecto

1.              Qué es Crisomet y para qué se utiliza

2.              Qué necesita saber antes de empezar a tomar Crisomet

3.              Cómo tomar Crisomet

4.              Posibles efectos adversos

5.              Conservación de Crisomet

6.              Contenido del envase e información adicional

 

1. Qué es Crisomet y para qué se utiliza

Crisomet pertenece a un grupo de medicamentos denominados antiepilépticos. Se puede utilizar para el tratamiento de dos enfermedades: la epilepsia y el trastorno bipolar.

 

Crisomet se utiliza para el tratamiento de la epilepsia porque bloquea las señales en el cerebro que desencadenan crisis epilépticas (ataques).

  • En adultos y niños de 13 años de edad y en adelante, Crisomet puede utilizarse solo o en combinación con otros medicamentos para el tratamiento de la epilepsia. Crisomet también puede utilizarse junto con otros medicamentos para el tratamiento de las crisis que produce una enfermedad llamada Síndrome de Lennox-Gastaut.
  • En niños entre 2 y 12 años de edad, Crisomet puede utilizarse en combinación con otros medicamentos para el tratamiento de las mismas enfermedades. También puede utilizarse sin combinar con otros medicamentos para el tratamiento de un tipo de epilepsia llamada crisis de ausencia típicas.

 

Crisomet también se usa para el tratamiento del trastorno bipolar.

Las personas con trastorno bipolar (antes denominado trastorno maníaco-depresivo) padecen cambios del estado de ánimo radicales, con períodos de manía (excitación o euforia) alternados con períodos de depresión (tristeza profunda o desesperación). En adultos de 18 años de edad en adelante, Crisomet puede usarse para prevenir los períodos de depresión que tienen lugar en el trastorno bipolar, bien solo o en combinación con otros medicamentos. No se conoce cómo actúa Crisomet en el cerebro para tener este efecto.

2. Qué necesita saber antes de empezar a tomar Crisomet

No tome Crisomet:

  • si es alérgico (hipersensible) a la lamotrigina o a alguno de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).

 

Si este es su caso:

?         Informe a su médico, y no tome Crisomet.

 

Tenga especial cuidado con Crisomet

Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar Crisomet:

  • si tiene algún problema de riñón
  • si en alguna ocasión le ha aparecido una erupción cutánea después de tomar lamotrigina u otros medicamentos para el trastorno bipolar o la epilepsia
  • si en alguna ocasión ha tenido meningitis después de tomar lamotrigina (lea la descripción de estos síntomas en la sección 4 de este prospecto: Efectos adversos raros)
  • si ya está tomando medicamentos que contienen lamotrigina.

 

Si este es su caso:

?              Informe a su médico, quien decidirá disminuir la dosis o determinará que Crisomet no es adecuado para usted.

 

Información importante sobre reacciones que potencialmente pueden amenazar la vida

Un pequeño número de personas que toman Crisomet tienen reacciones alérgicas o reacciones en la piel que potencialmente pueden amenazar la vida, las cuales pueden conducir a problemas más graves si no son tratadas. Estas reacciones pueden incluir síndrome de Stevens-Johnson (SSJ), necrólisis epidérmica tóxica (NET) y reacción farmacológica con eosinofilia y síntomas sistémicos (DRESS). Es necesario que conozca los síntomas de estas reacciones y que esté pendiente de las mismas mientras esté tomando Crisomet.

?              Lea la descripción de estos síntomas en la sección 4 de este prospecto Reacciones que potencialmente pueden amenazar la vida: consulte a su médico inmediatamente”.

 

Pensamientos de autolesión o suicidio

Los fármacos antiepilépticos se utilizan para tratar diferentes enfermedades, entre ellas la epilepsia y el trastorno bipolar. Las personas con trastorno bipolar pueden haber tenido en alguna ocasión pensamientos de autolesión o suicidio. Si padece trastorno bipolar, puede que tenga más probabilidad de tener estos pensamientos en las siguientes situaciones:

  • cuando empiece el tratamiento
  • si ha tenido anteriormente pensamientos de autolesión o suicidio
  • si tiene menos de 25 años.

Si tiene pensamientos o experiencias preocupantes, o si nota que se siente peor o que desarrolla nuevos síntomas mientras esté en tratamiento con Crisomet:

?              Consulte a su médico lo antes posible o acuda al hospital más cercano.

 

Puede ser útil para usted explicarle a algún familiar, cuidador o a un amigo cercano que puede deprimirse o tener cambios significativos de ánimo, y pedirles que lean este prospecto. Puede pedirles que le digan si están preocupados por su depresión u otros cambios en su conducta.

 

Un número reducido de personas que estuvieron en tratamiento con antiepilépticos como Crisomet también han tenido pensamientos de autolesión o suicidio. Si en cualquier momento tiene usted estos pensamientos, contacte inmediatamente con su médico.

 

Si está tomando Crisomet para la epilepsia

Las crisis en algunos tipos de epilepsia pueden ocasionalmente empeorar o suceder más a menudo mientras esté tomando Crisomet. Algunos pacientes pueden experimentar crisis graves, las cuales pueden causar serios problemas de salud. Si las crisis suceden más a menudo o si experimenta crisis graves mientras esté tomando Crisomet:

?              Acuda a un médico inmediatamente.

 

No se debe administrar Crisomet a niños menores de 18 años para el tratamiento del trastorno bipolar. Los medicamentos indicados para el tratamiento de la depresión y otros problemas de salud mental aumentan el riesgo de pensamientos y comportamientos suicidas en niños y adolescentes menores de 18 años.

 

Toma de Crisomet con otros medicamentos

Comunique a su médico o farmacéutico que está tomando, ha tomado recientemente o pudiera tener que tomar cualquier otro medicamento, incluyendo medicamentos a base de plantas u otros medicamentos adquiridos sin receta.

 

Su médico necesita saber si está tomando otros medicamentos para el tratamiento de la epilepsia o para problemas de salud mental. Esto es para asegurarse de que toma la dosis correcta de Crisomet. Entre estos medicamentos se incluyen:

  • oxcarbazepina, felbamato, gabapentina, levetiracetam, pregabalina, topiramato o zonisamida, utilizados para el tratamiento de la epilepsia
  • litio, olanzapina o aripiprazol, utilizados para el tratamiento de problemas de salud mental
  • bupropión, utilizado para el tratamiento de problemas de salud mental o para dejar de fumar.

?              Informe a su médico si está utilizando alguno de estos medicamentos.

 

Algunos medicamentos interaccionan con Crisomet o hacen más probable que las personas tengan efectos adversos. Estos incluyen:

  • valproato, utilizado para el tratamiento de la epilepsia y problemas de salud mental
  • carbamazepina, utilizado para el tratamiento de la epilepsia y problemas de salud mental
  • fenitoína, primidona o fenobarbital, utilizados para el tratamiento de la epilepsia
  • risperidona, utilizado para el tratamiento de problemas de salud mental
  • rifampicina, que es un antibiótico
  • medicamentos utilizados para el tratamiento de la infección por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) (SIDA) (una combinación de lopinavir y ritonavir o atazanavir y ritonavir) 
  • anticonceptivos hormonales, como la píldora anticonceptiva (ver a continuación).

?              Informe a su médico si está utilizando cualquiera de estos medicamentos, o si empieza o deja de utilizar cualquiera de estos medicamentos.

 

Los anticonceptivos hormonales (como la píldora anticonceptiva) pueden afectar a la forma de actuar de Crisomet.

Puede que su médico le recomiende que utilice un anticonceptivo hormonal en concreto o que utilice otro método anticonceptivo distinto, como preservativos, diafragma o DIU. Si está tomando un anticonceptivo hormonal, como la píldora anticonceptiva, su médico puede realizarle un análisis de sangre para comprobar los niveles de Crisomet. Si está utilizando un anticonceptivo hormonal o si planea empezar a usar uno:

?              Consulte con su médico, ya que él le indicará cuáles son los métodos anticonceptivos más adecuados para usted.

 

Crisomet también puede afectar a la forma de actuar de los anticonceptivos hormonales, aunque es poco probable que disminuya la eficacia de estos. Si usted está utilizando un anticonceptivo hormonal y nota cambios en su ciclo menstrual, como sangrado intermenstrual o pérdidas entre menstruaciones:

?              Informe a su médico. Estos pueden ser signos de que Crisomet está afectando a la forma de actuar de su anticonceptivo.

 

Embarazo y lactancia

 

?              Si está embarazada, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento.

  • No debe dejar su tratamiento sin consultarlo con su médico. Esto es particularmente importante si tiene epilepsia.
  • El embarazo puede modificar la eficacia del tratamiento con Crisomet, por lo que puede necesitar que le hagan un análisis de sangre y le ajusten su dosis.
  • Si Crisomet se toma durante los 3 primeros meses del embarazo, puede haber un pequeño aumento del riesgo de que se produzcan defectos de nacimiento, incluyendo labio y/o paladar hendido.
  • Puede que su médico le aconseje tomar suplementos de ácido fólico si está planeando quedarse embarazada y también durante el embarazo.

 

?              Si está en período de lactancia o si planea iniciar un periodo de lactancia, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento. El principio activo de Crisomet pasa a la leche materna y puede afectar a su bebé. Su médico le comentará los riesgos y beneficios de la lactancia mientras está tomando Crisomet y realizará revisiones periódicas a su bebé en el caso de que decida iniciar la lactancia.

 

Conducción y uso de máquinas

Crisomet puede causar mareos y visión doble.

?              No conduzca ni utilice máquinas a menos que esté seguro de no sentir estos efectos.

 

Si tiene epilepsia, consulte a su médico la posibilidad de conducir o utilizar máquinas.

3. Cómo tomar Crisomet

Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico o farmacéutico. En caso de duda, consulte de nuevo a su médico o farmacéutico.

 

Qué dosis de Crisomet tomar

Puede llevar un tiempo hasta que el médico encuentre la dosis de Crisomet más apropiada para usted. La dosis que debe tomar dependerá de:

  • su edad
  • si está tomando Crisomet junto con otros medicamentos
  • si tiene algún problema de hígado o de riñón.

 

El médico le prescribirá una dosis baja al inicio del tratamiento y, de forma gradual, aumentará la dosis durante varias semanas hasta alcanzar la dosis más apropiada para usted (llamada dosis efectiva). No tome nunca más cantidad de Crisomet de la que su médico le haya indicado.

 

Normalmente, la dosis efectiva de Crisomet para adultos y niños de 13 años de edad y en adelante, está entre 100 mg y 400 mg al día.

 

Para niños entre 2 y 12 años de edad, la dosis efectiva depende de su peso corporal, normalmente entre 1 mg y 15 mg por cada kilogramo de peso del niño, hasta una dosis de mantenimiento máxima de 200 mg al día.

 

No se recomienda el uso de Crisomet en niños menores de 2 años.

 

Cómo tomar la dosis de Crisomet

 

Tome su dosis de Crisomet una o dos veces al día, según le haya aconsejado su médico. Pueden ser tomados con o sin alimentos.

  • Siempre tome la dosis completa que el médico le ha prescrito. Nunca tome parte del comprimido.

 

Su médico puede aconsejarle que empiece o deje de tomar otros medicamentos, dependiendo del problema por el que está siendo tratado y de la forma en que responde al tratamiento.

 

Los comprimidos masticables/dispersables de Crisomet pueden tragarse enteros con un poco de agua, masticarse o añadirles agua para disolverlos.

 

Masticar el comprimido:

Es posible que, al masticar el comprimido, necesite beber un poco de agua para ayudar a que el comprimido se disuelva en la boca. Después de tragarlo, beba un poco más de agua para asegurarse de que ha tomado todo el medicamento.

 

Para disolver el medicamento:

  • ponga el comprimido en un vaso que contenga agua suficiente como para cubrir el comprimido entero
  • agite para disolver o espere hasta que el comprimido esté totalmente disuelto
  • beba todo el líquido
  • añada un poco más de agua al vaso y bébala para asegurarse de que no queda nada de medicamento en el vaso.

 

Si toma más Crisomet del que debe

?              En caso de sobredosis o ingestión accidental, contacte con su médico, farmacéutico o llame al Servicio de Información Toxicológica, teléfono: 91 562 04 20 indicando el medicamento y la cantidad ingerida.

 

Si toma más Crisomet del que debe puede ser más propenso a tener efectos adversos graves que pueden ser mortales.

Alguien que haya tomado demasiado Crisomet puede tener alguno de estos síntomas:

  • movimientos rápidos e incontrolables de los ojos (nistagmo)
  • torpeza y pérdida de coordinación, afectando al equilibrio (ataxia)
  • cambios en el ritmo cardiaco (generalmente detectados con un ECG)
  • pérdida de consciencia, convulsiones o coma.

 

Si olvidó tomar una dosis de Crisomet

No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas. Tome la siguiente dosis a la hora habitual.

En caso de olvidar tomar dosis múltiples de Crisomet

?              Pregunte a su médico para que le aconseje cómo empezar el tratamiento de nuevo. Es importante que haga esto.

 

No deje de tomar Crisomet sin el consejo de su médico

Debe tomar Crisomet durante todo el tiempo que su médico le recomiende. No deje de tomarlo a no ser que su médico le aconseje hacerlo.

 

Si está tomando Crisomet para el tratamiento de la epilepsia

Para dejar de tomar Crisomet, es importante que la dosis se reduzca gradualmente, durante aproximadamente 2 semanas. Si deja de tomar Crisomet de repente, puede volver a padecer los síntomas de la epilepsia o puede que la enfermedad empeore.

 

Si está tomando Crisomet para el trastorno bipolar

Crisomet puede tardar un tiempo en actuar, por lo que es improbable que se sienta mejor de forma inmediata. Si deja de tomar Crisomet, no necesita reducir su dosis gradualmente. Pero, aún así, antes de interrumpir el tratamiento con Crisomet debe consultar con su médico.

4. Posibles efectos adversos

Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

 

Reacciones que potencialmente pueden amenazar la vida: consulte a su médico inmediatamente.

Un número reducido de personas que toman Crisomet tienen reacciones alérgicas o reacciones en la piel que potencialmente pueden amenazar la vida, las cuales pueden dar lugar a problemas más graves si no son tratadas.

 

Es más probable que estos síntomas aparezcan durante los primeros meses del tratamiento con Crisomet, especialmente si la dosis inicial es muy alta o si el incremento de la dosis es muy rápido, o si está tomando Crisomet con otro medicamento llamado valproato. Algunos de estos síntomas son más frecuentes en los niños, por lo tanto los padres deben de prestarles una atención especial.

 

Los síntomas de estas reacciones incluyen:

  • erupciones cutáneas o enrojecimiento, que pueden dar lugar a reacciones en la piel que pueden amenazar la vida, incluyendo erupción diseminada con ampollas y descamación de la piel, que ocurre especialmente alrededor de la boca, nariz, ojos y genitales (síndrome de Stevens-Johnson), descamación en una zona extensa de la piel (más del 30% de la superficie del cuerpo – necrolisis epidérmica tóxica) o erupción cutánea extensa con afectación del hígado, la sangre y otros órganos del cuerpo (reacción farmacológica con eosinofilia y síntomas sistémicos también conocida como síndrome de hipersensibilidad (DRESS))
  • úlceras en la boca, garganta, nariz o genitales
  • dolor en la boca o tener los ojos rojos o hinchados (conjuntivitis)
  • temperatura elevada (fiebre), síntomas parecidos a la gripe o somnolencia (sopor)
  • hinchazón alrededor de la cara, o inflamación de los ganglios del cuello, axilas o ingles
  • sangrado o aparición de moratones de forma inesperada, o que los dedos se vuelvan azulados
  • dolor de garganta, o padecer más infecciones de lo normal (como resfriados)
  • aumento de los niveles de las enzimas hepáticas en los análisis de sangre
  • aumento de un tipo de glóbulos blancos (eosinófilos)
  • nódulos linfáticos agrandados
  • afectación de órganos del cuerpo incluyendo el hígado y los riñones.

 

En muchos casos, estos síntomas pueden ser signos de efectos adversos menos graves. Pero usted debe ser consciente de que potencialmente pueden amenazar la vida y pueden dar lugar a problemas más graves, como fallo orgánico, si no se tratan. Si nota cualquiera de estos síntomas:

?              Contacte con un médico inmediatamente. Su médico decidirá si debe realizarle pruebas para valorar el funcionamiento del hígado, de los riñones o de la sangre y puede indicarle que interrumpa el tratamiento con Crisomet. Si ha desarrollado el síndrome de Stevens-Johnson o necrolisis epidérmica tóxica, su médico le indicará que nunca más debe volver a tomar lamotrigina.

 

Efectos adversos muy frecuentes

Pueden afectar a más de 1 de cada 10 pacientes:

  • dolor de cabeza
  • erupción cutánea.

 

Efectos adversos frecuentes

Pueden afectar hasta 1 de cada 10 pacientes:

  • agresividad o irritabilidad
  • sensación de sueño o somnolencia
  • sensación de mareo
  • espasmos o temblores
  • dificultad para dormir (insomnio)
  • sentirse agitado
  • diarrea
  • boca seca
  • náuseas o vómitos
  • sensación de cansancio
  • dolor en la espalda, en las articulaciones o en otros lugares.

 

Efectos adversos poco frecuentes

Pueden afectar hasta 1 de cada 100 pacientes:

  • torpeza y pérdida de coordinación (ataxia)
  • visión doble o visión borrosa
  • disminución de la masa capilar o pérdida inusual del pelo (alopecia).

 

Efectos adversos raros

Pueden afectar hasta 1 de cada 1.000 pacientes:

  • reacción en la piel que puede amenazar la vida (síndrome de Stevens-Johnson) (ver también la información al principio de la sección 4)
  • un conjunto de síntomas que incluyen: fiebre, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, rigidez de cuello y sensibilidad extrema a la luz brillante.

Esto puede ser causado por una inflamación de las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal (meningitis). Estos síntomas desaparecen normalmente cuando se interrumpe el tratamiento. No obstante, si los síntomas continúan o empeoran, contacte con su médico

  • movimientos rápidos e incontrolables de ojos (nistagmo)
  • picor de ojos, con secreción y legañas en los párpados (conjuntivitis).

 

Efectos adversos muy raros

Pueden afectar hasta 1 de cada 10.000 pacientes:

  • una reacción en la piel que puede amenazar la vida (necrolisis epidérmica tóxica) (ver también la información al principio de la sección 4)
  • reacción farmacológica con eosinofilia y síntomas sistémicos (DRESS) (ver también la información al principio de la sección 4)
  • temperatura elevada (fiebre) (ver también la información al principio de la sección 4)
  • hinchazón alrededor de la cara (edema) o inflamación de las glándulas del cuello, ingles o axilas (linfadenopatía) (ver también la información al principio de la sección 4)
  • cambios en la función del hígado, que pueden observarse en los análisis de sangre, o fallo hepático (ver también la información al principio de la sección 4)
  • trastorno grave de la coagulación de la sangre, que puede causar sangrado o aparición inesperada de moratones (coagulación intravascular diseminada)(ver también la información al principio de la sección 4)
  • cambios que puedan observarse en los análisis de sangre incluyendo número reducido de glóbulos rojos (anemia), número reducido de glóbulos blancos (leucopenia, neutropenia, agranulocitosis), número reducido de plaquetas (trombocitopenia), número reducido de todos los tipos de células de la sangre (pancitopenia) y una alteración de la médula ósea denominada anemia aplásica
  • alucinaciones (escuchar o ver cosas que no están realmente)
  • confusión
  • sentirse inseguro o con inestabilidad al moverse
  • movimientos corporales incontrolables (tics), espasmos musculares incontrolables que afectan a los ojos, cabeza y torso (coreoatetosis), u otros movimientos inusuales como sacudidas, espasmos o rigidez
  • en personas con epilepsia, crisis más frecuentes
  • en personas que padecen la enfermedad de Parkinson, empeoramiento de los síntomas
  • reacción similar al lupus (los síntomas pueden incluir: dolor de espalda o articulaciones los cuales pueden ir algunas veces acompañados de fiebre y/o enfermedad generalizada).

 

Otros efectos adversos

Otros efectos adversos han aparecido en un reducido número de personas pero su frecuencia exacta es desconocida:

  • se han comunicado alteraciones óseas que incluyen osteopenia y osteoporosis (disminución del espesor del hueso) y fracturas. Consulte con su médico o farmacéutico si ha tomado antiepilépticos durante un tiempo prolongado, si tiene un historial de osteoporosis o si toma esteroides
  • pesadillas.

 

Comunicación de efectos adversos

Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto. También puede comunicarlos directamente a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano: https://www.notificaRAM.es. Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento.

5. Conservación de Crisomet

Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.

 

No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en el blíster, estuche o frasco. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.

 

Crisomet no necesita condiciones especiales de conservación.

 

Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Deposite los envases y los medicamentos que no necesita en el Punto SIGRE       de la farmacia. En caso de duda pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente.

6. Contenido del envase e información adicional

Composición de Crisomet 25 mg comprimidos masticables/dispersables

El principio activo es lamotrigina. Cada comprimido masticable/dispersable contiene 25 mg de lamotrigina.

Los demás componentes son: carbonato de calcio, hidroxipropilcelulosa de bajo grado de sustitución, silicato de aluminio y magnesio, glicolato sódico de almidón (Tipo A) de patata, povidona K30, sacarina de sodio, estearato magnésico, saborizante de grosella negra.

 

Aspecto del producto y contenido del envase de Crisomet comprimidos masticables/dispersables

Los comprimidos masticables/dispersables de Crisomet son de color blanco a blanquecino y pueden estar ligeramente moteados. Los comprimidos tienen olor a grosella negra.

 

Los comprimidos masticables/dispersables de Crisomet 25 mg son cuadrados con las esquinas redondeadas. Los comprimidos muestran la leyenda “GSCL5” grabada en una cara y la leyenda “25” en la otra cara. Cada envase contiene blísters de 56 comprimidos.

 

Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación

 

Titular de la autorización de comercialización:

 

GlaxoSmithKline S.A.

PTM- C/Severo Ochoa, 2

28760 Tres Cantos

Madrid

 

 

Responsable de la fabricación:

 

GlaxoSmithKline Pharmaceuticals S.A.

Ul. Grunwaldzka 189

60?322 Poznan

Polonia

 

 

Fecha de la última revisión de este prospecto: Marzo 2016

 

La información detallada y actualizada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) http://www.aemps.gob.es

Fuente: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios