ZARELIS RETARD Comp. de liberación prolongada 150 mg (Comprimido de liberación prolongada)

Introducción

PROSPECTO: INFORMACIÓN PARA EL USUARIO

ZARELIS Retard 150 mg comprimidos de liberación prolongada

Venlafaxina

Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar el medicamento

· Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo.
· Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
· Este medicamento se le ha recetado a usted y no debe dárselo a otras personas aunque tengan los mismos síntomas, ya que puede perjudicarles.
· Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.

Contenido del prospecto:

1. Qué es ZARELIS Retard y para qué se utiliza
2. Antes de tomar ZARELIS Retard
3. Cómo tomar ZARELIS Retard
4. Posibles efectos adversos
5. Conservación de ZARELIS Retard
6. Información adicional

1. QUÉ ES ZARELIS RETARD Y PARA QUÉ SE UTILIZA

ZARELIS Retard es un antidepresivo que pertenece a un grupo de medicamentos denominados inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSNs). Este grupo de medicamentos se utiliza para tratar la depresión y otros estados tales como los trastornos de ansiedad. Se cree que las personas que están deprimidas y/o padecen ansiedad tienen niveles inferiores de serotonina y noradrenalina en el cerebro. No se comprende completamente cómo funcionan los antidepresivos, pero pueden ayudar a aumentar los niveles de serotonina y noradrenalina en el cerebro.
ZARELIS Retard es un tratamiento para adultos con depresión. ZARELIS Retard también es un tratamiento para adultos con los siguientes trastornos de ansiedad: trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de ansiedad social (miedo o evitación de las situaciones sociales), trastorno de pánico (ataques de pánico). Tratar los trastornos depresivos y de ansiedad adecuadamente es importante para ayudarle a sentirse mejor. Si no se trata, puede que su estado no desaparezca o puede agravarse y volverse más difícil de tratar.

2. ANTES DE TOMAR ZARELIS RETARD No tome ZARELIS Retard:

· Si es alérgico a venlafaxina o a cualquiera de los demás componentes de ZARELIS Retard.
· Si también está tomando o ha tomado en cualquier momento en los últimos 14 días, algún medicamento conocido como inhibidor de la monoaminooxidasa (IMAO) irreversible, usado para tratar la depresión o
la enfermedad de Parkinson. Tomar un IMAO irreversible junto con otros medicamentos, como
ZARELIS Retard, puede producir efectos adversos graves o incluso potencialmente mortales. Además, debe esperar al menos 7 días una vez que deje de tomar ZARELIS Retard antes de tomar cualquier
medicamentos”).

Tenga especial cuidado con ZARELIS Retard:

· Si utiliza otros medicamentos que tomados al mismo tiempo que ZARELIS Retard podrían aumentar el riesgo de desarrollar síndrome serotoninérgico (ver la sección “Uso de otros medicamentos”).
· Si tiene problemas para la deglución o padece una alteración del intestino o del estómago que reduzca su capacidad para tragar o para evacuar de forma normal.
· Si tiene problemas en los ojos, tales como ciertos tipos de glaucoma (aumento de la presión en el ojo).
· Si tiene antecedentes de tensión arterial alta.
· Si tiene antecedentes de problemas cardiacos.
· Si tiene antecedentes de ataques (convulsiones).

· Si tiene antecedentes de bajos niveles de sodio en la sangre (hiponatremia).
· Si tiene tendencia a desarrollar cardenales o tendencia a sangrar fácilmente (antecedentes de trastornos hemorrágicos), o si está usando otros medicamentos que pueden aumentar el riesgo de hemorragia.
· Si sus niveles de colesterol aumentan.
· Si tiene antecedentes de, o si alguien de su familia ha tenido, manía o trastorno bipolar (sentirse sobreexcitado o eufórico).
· Si tiene antecedentes de comportamiento agresivo.
ZARELIS Retard puede provocar una sensación de inquietud o una dificultad para sentarse o estar quieto Debe consultar a su médico si le ocurre esto. Si se le puede aplicar cualquiera de estas situaciones, consulte a su médico antes de tomar ZARELIS Retard.

Pensamientos de suicidio y empeoramiento de su depresión o trastorno de ansiedad

Si está deprimido y/o tiene un trastorno de ansiedad, a veces puede tener pensamientos de hacerse daño o suicidarse. Esto puede aumentar al comenzar a tomar antidepresivos, debido a que todos estos medicamentos tardan un tiempo en hacer efecto, normalmente unas dos semanas pero a veces puede ser más tiempo.
Es más probable que le suceda esto:
· Si ha tenido previamente pensamientos de suicidio o de hacerse daño.
· Si es un adulto joven. La información de los ensayos clínicos ha mostrado un aumento del riesgo de conductas suicidas en adultos jóvenes (menos de 25 años de edad) con enfermedades psiquiátricas que se
trataron con antidepresivos.
Si tiene pensamientos de hacerse daño o suicidarse en cualquier momento, póngase en contacto con su médico o acuda a un hospital directamente.
Puede encontrar útil contarle a un familiar o amigo cercano que está deprimido o que tiene un trastorno de ansiedad, y pedirles que lean este prospecto. Puede pedirles también que le digan si piensan que su depresión o ansiedad está empeorando, o si están preocupados acerca de los cambios en su conducta.

Sequedad bucal

Se ha informado sequedad de boca en el 10% de pacientes tratados con venlafaxina. Esto puede aumentar el riesgo de caries. Por tanto, debe tener cuidado con su higiene dental.

Diabetes

Sus niveles de glucosa en sangre pueden verse alterados debido a Zarelis retard. Por tanto, puede ser necesario un ajuste de la dosis del medicamento utilizado para la diabetes.

Uso en niños y adolescentes menores de 18 años de edad

ZARELIS Retard no deberá utilizarse normalmente en el tratamiento de niños y adolescentes menores de 18 años. Además, debe saber que en pacientes menores de 18 años existe un mayor riesgo de efectos adversos como
intentos de suicidio, ideas de suicidio y hostilidad (predominantemente agresión, comportamiento de confrontación e irritación) cuando ingieren esta clase de medicamentos. Pese a ello, el doctor que le corresponda
puede prescribir ZARELIS Retard a pacientes menores de 18 años cuando decida que es lo más conveniente para el paciente. Si el médico que le corresponda ha prescrito ZARELIS Retard a un paciente menor de 18 años y desea discutir esta decisión, por favor, vuelva a su médico. Debe informar a su médico si se desarrollan o
empeoran alguno de los síntomas enumerados anteriormente, cuando estos pacientes menores de 18 años están tomando ZARELIS Retard. Además, todavía no se han demostrado los efectos a largo plazo por lo que a la
seguridad se refiere y los relativos al crecimiento, la madurez y el desarrollo cognitivo y conductual, de
ZARELIS Retard.

Uso de otros medicamentos:

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos, incluso
los adquiridos sin receta.
Su médico debe decidir si puede tomar ZARELIS Retard con otros medicamentos.
No comience ni deje de tomar cualquier medicamento, incluyendo los que se venden sin receta, remedios naturales y a base de hierbas, antes de comprobarlo con su médico o farmacéutico.
· Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO: ver sección “Antes de tomar ZARELIS Retard”)
· Síndrome serotoninérgico:
El síndrome serotoninérgico, un estado potencialmente mortal (ver sección “Posibles Efectos Adversos”), puede producirse con el tratamiento con venlafaxina, particularmente cuando se toma con otros medicamentos.
Ejemplos de estos medicamentos incluyen:
· triptanes (usados para la migraña)
· medicamentos para tratar la depresión, por ejemplo, ISRN, ISRS, antidepresivos tricíclicos o medicamentos que contienen litio
· medicamentos que contienen el antibiótico linezolid (usado para tratar infecciones)
· medicamentos que contienen moclobemida, un IMAO reversible (usado para tratar la depresión)
· medicamentos que contienen sibutramina (usado para la pérdida de peso)
· medicamentos que contienen tramadol (un analgésico)
· productos que contienen hierba de San Juan (también denominada “Hypericum perforatum”, un
remedio natural o a base de hierbas usado para tratar la depresión leve)
· productos que contienen triptófano (usados para problemas tales como sueño y depresión).
Los signos y síntomas del síndrome serotoninérgico pueden incluir una combinación de los siguientes:
inquietud, alucinaciones, pérdida de coordinación, latido cardiaco rápido, aumento de la temperatura corporal, cambios rápidos en la tensión arterial, reflejos hiperactivos, diarrea, coma, náuseas, vómitos. Consiga atención médica inmediatamente si cree que está experimentando el síndrome serotoninérgico.
precaución. Es especialmente importante mencionar a su médico o farmacéutico si está tomando medicamentos que contienen:
· Ketoconazol, Itraconazol, Voriconazol, Posaconazol (medicamentos antifúngicos).
· Claritromicina, telitromicina (antibióticos utilizados para tratar infecciones)
· Atazanavir, indinavir, nelfinavir, ritonavir, saquinavir (utilizados para tratar la infección por el VIH)
· Haloperidol o risperidona (para tratar estados psiquiátricos).
· Metoprolol (un betabloqueante para tratar la tensión arterial elevada y problemas cardiacos).

Toma de ZARELIS Retard con los alimentos y bebidas:

ZARELIS Retard debe tomarse con alimentos (ver sección 3 “COMO TOMAR ZARELIS Retard”).
Debe evitar tomar alcohol mientras está usando ZARELIS Retard.

Embarazo y lactancia:

Informe a su médico si se queda embarazada o si está intentando quedarse embarazada. Sólo debe tomar ZARELIS Retard tras discutir con su médico los posibles beneficios y los posibles riesgos para el niño no nacido.
Si está tomando ZARELIS Retard durante el embarazo, dígaselo a su comadrona y/o médico ya que su bebé podría tener algunos síntomas cuando nazca. Estos síntomas normalmente comienzan durante las primeras 24 horas una vez que el bebé haya nacido. Éstos incluyen irritabilidad, temblor, hipotonía, llanto constante, dificultades para dormir, alimentación incorrecta y problemas con la respiración . Si su bebé tiene estos síntomas cuando nazca y está preocupada, póngase en contacto con su médico y/o comadrona quienes podrán aconsejarla.
Asegúrese de que su médico sepa que usted usa ZARELIS Retard. Cuando se toman durante el embarazo medicamentos similares (denominados antidepresivos inhibidores de la recaptación de serotonina: ISRS), puede aumentar el riesgo de que el bebé sufra una enfermedad grave llamada hipertensión pulmonar persistente del recién nacido (HPPN), ocasionando que el niño respire más rápido y parezca azulado. Estos síntomas generalmente comienzan durante las primeras 24 horas después del nacimiento. Si esto ocurre en su caso, debe contactar inmediatamente con un médico.
ZARELIS Retard pasa a la leche materna. Existe riesgo de un efecto para el bebé que podría causar síntomas tales como llanto, irritabilidad y trastornos del sueño. Después de la lactancia también pueden ocurrir síntomas consecuentes de la interrupción de venlafaxina. Por tanto, debe tratar el caso con su médico y él decidirá si debe interrumpir la lactancia o interrumpir el tratamiento con ZARELIS Retard.

Conducción y uso de máquinas:

No conduzca ni maneje herramientas o máquinas hasta que sepa cómo le afecta ZARELIS Retard.

Información importante sobre alguno de los componentes de ZARELIS Retard:

Este medicamento contiene lactosa. Si su médico le ha dicho que tiene intolerancia a algunos azúcares, póngase en contacto con su médico antes de tomar este medicamento.

3. CÓMO TOMAR ZARELIS RETARD

Siga exactamente las instrucciones de administración de ZARELIS Retard indicadas por su médico. Consulte a su médico o farmacéutico si tiene dudas.
La dosis inicial normal recomendada para el tratamiento de la depresión, trastorno de ansiedad generalizada y trastorno de ansiedad social es de 75 mg por día. Su médico puede aumentar gradualmente la dosis y si es necesario todavía más hasta un máximo de 375 mg al día para la depresión. Si se le está tratando por trastorno de pánico, su médico comenzará con una dosis inferior (37,5 mg) y después aumentará la dosis gradualmente. La dosis máxima para el trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de ansiedad social y trastorno de pánico es de
225 mg/día.
Tome ZARELIS Retard aproximadamente a la misma hora cada día, ya sea por la mañana o por la noche. Las cápsulas deben tragarse enteras con líquidos y no deben abrirse, aplastarse, masticarse ni disolverse.
ZARELIS Retard debe tomarse con comida.
Si tiene problemas de hígado o de riñón, hable con su médico ya que puede ser necesario que su dosis de
ZARELIS Retard sea diferente.
No deje de tomar ZARELIS Retard sin consultarlo con su médico (ver sección “Si interrumpe el tratamiento con
ZARELIS Retard”).

Si toma más ZARELIS Retard del que debiera:

Llame a su médico o farmacéutico inmediatamente si toma más cantidad de ZARELIS Retard que la recetada
por su médico. También puede consultar al Servicio de Información Toxicológica, teléfono 91 562 04 20, indicando el medicamento y la cantidad tomada.
Los síntomas de una posible sobredosis pueden incluir palpitaciones, cambios en el nivel de vigilancia (que va desde somnolencia a coma), visión borrosa, convulsiones o ataques y vómitos.

Si olvidó tomar ZARELIS Retard:

Si no se ha tomado una dosis, tómela en cuanto lo recuerde. Sin embargo, si ya es la hora de su siguiente dosis,
sáltese la dosis perdida y tome sólo una única dosis como habitualmente. No tome más de la cantidad diaria de
ZARELIS Retard, que le han recetado en un día.

Si interrumpe el tratamiento con ZARELIS Retard:

No deje de tomar su tratamiento ni reduzca la dosis sin el consejo de su médico, aun cuando se sienta mejor. Si
su médico cree que ya no necesita ZARELIS Retard, puede pedirle que reduzca la dosis lentamente antes de interrumpir el tratamiento totalmente. Se sabe que se producen efectos adversos cuando las personas dejan de utilizar ZARELIS Retard, especialmente cuando se deja de tomar repentinamente o si la dosis se reduce muy rápidamente. Algunos pacientes pueden experimentar síntomas como cansancio, mareos, falta de estabilidad, dolor de cabeza, insomnio, sensación de que las cosas dan vueltas a su alrededor o sensación de movimiento (vértigo), pesadillas, sequedad de boca, pérdida de apetito, náuseas, diarrea, nerviosismo, agitación, confusión, zumbidos en los oídos, hormigueo o, en escasas ocasiones, sensaciones de descarga eléctrica, debilidad, sudoración, convulsiones o síntomas similares a la gripe.
Su médico le aconsejará cómo debe interrumpir gradualmente el tratamiento con ZARELIS Retard. Si experimenta cualquiera de éstos u otros síntomas que le resulten molestos, consulte a su médico para que le dé más consejos.
Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este producto, pregunte a su médico o farmacéutico.

4. POSIBLES EFECTOS ADVERSOS

Al igual que todos los medicamentos, ZARELIS Retard puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.
No se preocupe si observa el comprimido en sus heces después de tomar ZARELIS Retard. Venlafaxina se libera lentamente ya que el comprimido se desplaza a lo largo de la longitud del tracto gastrointestinal. La forma del comprimido permanece sin disolverse y se elimina en las heces. Por tanto, aunque pueda ver el comprimido en sus heces, su dosis de venlafaxina se ha absorbido.

Reacciones alérgicas

Si se produce cualquiera de los efectos siguientes, no tome más ZARELIS Retard. Comuníqueselo a su médico inmediatamente, o acuda a urgencias del hospital más cercano:
· Opresión en el pecho, respiración sibilante, dificultad al tragar o al respirar.
· Hinchazón de la cara, garganta, manos o pies.
· Sentirse nervioso o ansioso, mareos, sensaciones punzantes, enrojecimiento repentino de la piel y/o una sensación de calor.
· Erupción cutánea, picores o urticaria (zonas elevadas de piel enrojecida o pálida, que a menudo pica)
graves.

Efectos adversos graves

Si nota cualquiera de los siguientes signos, puede que necesite atención médica urgente:

· problemas de corazón, como frecuencia cardiaca rápida o irregular, aumento de la tensión arterial.

· problemas en los ojos, como visión borrosa, pupilas dilatadas.

· problemas nerviosos: como mareos, hormigueo, trastorno del movimiento, convulsiones o ataques

· problemas psiquiátricos, como hiperactividad y euforia.

· retirada del tratamiento (ver sección “CÓMO TOMAR ZARELIS Retard, Si interrumpe el tratamiento con ZARELIS Retard”).

Lista completa de efectos adversos

La frecuencia (posibilidad de que se produzcan) de los efectos adversos se clasifica de la siguiente forma:

Muy frecuente

Afecta a más de 1 de cada 10 pacientes

Frecuente

Afecta a entre 1 y 10 de cada 100 pacientes

Poco frecuente

Afecta a entre 1 y 10 de cada 1.000 pacientes

Raro

Afecta a entre 1 y 10 de cada 10.000 pacientes

Desconocido

No puede estimarse la frecuencia a partir de los datos disponibles

· Trastornos sanguíneos:

Poco frecuentes: aparición de cardenales, heces alquitranosas (deposiciones) o sangre en las heces, que

puede ser un signo de hemorragia interna.

Desconocidos: número reducido de plaquetas en la sangre, que conduce a un aumento del riesgo de cardenales o hemorragias; trastornos sanguíneos como tipos específicos de anemia, número reducido de tipos específicos de glóbulos blancos, que pueden conducir a un aumento del riesgo de infección. Reducción grave de un tipo específico de glóbulos blancos (agranulocitosis) que puede causar síntomas como fiebre y deterioro grave de su estado general o fiebre con síntomas de infección local como dolor de garganta/faringe/boca o problemas urinarios. Informe a su médico inmediatamente si le ocurre cualquiera de estos síntomas.

· Trastornos del metabolismo/nutricionales: Frecuentes: pérdida de peso, aumento del colesterol. Poco frecuentes: aumento de peso.

Desconocidos: ligeros cambios en los niveles sanguíneos de enzimas hepáticas; disminución de los niveles de sodio en sangre; picor, ojos o piel amarilla, orina oscura o síntomas similares a la gripe, que son síntomas de inflamación del hígado (hepatitis); confusión, exceso de ingesta de agua (conocido como síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética -SIADH); producción anómala de leche materna.

· Trastornos del sistema nervioso:

Muy frecuentes: sequedad de boca, dolor de cabeza.

Frecuentes: sueños anómalos; disminución de la libido; mareos; aumento del tono muscular; insomnio; nerviosismo; hormigueo; sedación; temblores; confusión; sentirse separado (o despegado) de sí mismo y de la realidad.

Poco frecuentes: falta de sentimientos o emociones; alucinaciones; movimiento involuntario de los músculos; agitación; alteración del equilibrio y la coordinación.

Raros: una sensación de inquietud o incapacidad para sentarse o permanecer en reposo; convulsiones o ataques; sobreexcitación o euforia.

Desconocidos: una temperatura alta con músculos rígidos, confusión o agitación y sudoración, o si experimenta movimientos musculares entrecortados que no puede controlar, pueden ser síntomas de estados graves conocidos como síndrome neuroléptico maligno; sensaciones eufóricas, somnolencia,

movimiento de los ojos rápido sostenido, torpeza, inquietud, sensación de estar borracho, sudoración o músculos rígidos, que son síntomas de síndrome serotoninérgico; desorientación y confusión a menudo
acompañados de alucinaciones (delirio); rigidez, espasmos y movimientos musculares involuntarios; pensamientos de hacerse daño o suicidarse; sensación de que las cosas dan vueltas a su alrededor o sensación de movimiento (vértigo); agresión.
· Trastornos de la vista y de los oídos:

Frecuentes: visión borrosa.

Poco frecuentes: percepción alterada del gusto, zumbido de oídos (tinnitus).

Desconocidos: dolor intenso en el ojo y visión reducida o borrosa.

· Trastornos cardiacos o circulatorios:

Frecuentes: aumento de la tensión arterial, sofocos, palpitaciones.

Poco frecuentes: sentirse mareado (sobre todo al levantarse demasiado deprisa), desmayos, latido cardiaco rápido.

Desconocidos: disminución de la tensión arterial; latido cardiaco anómalo, rápido o irregular, que puede conducir a desmayos.

· Trastornos del sistema respiratorio:

Frecuentes: bostezos.

Desconocidos: tos, respiración difícil, falta de aliento y una temperatura alta, que son síntomas de inflamación de los pulmones asociada con un aumento en los glóbulos blancos (eosinofilia pulmonar).

· Trastornos digestivos:

Muy frecuentes: náuseas.

Frecuentes: disminución del apetito, estreñimiento, vómitos.

Poco frecuentes: rechinar de los dientes, diarrea.

Desconocidos: dolor de espalda o abdominal grave (que puede indicar un problema grave en el intestino, hígado o páncreas).

· Trastornos de la piel:

Muy frecuentes: sudoración (incluyendo sudores nocturnos).

Poco frecuentes: erupción cutánea, caída del cabello anómala.

Desconocidos: erupción cutánea que puede conducir a ampollas y pelado graves de la piel; picor; erupción cutánea leve.

· Trastornos musculares:

Desconocidos: dolor muscular no explicado, molestias o debilidad (rabdomiolisis).

· Trastornos del sistema urinario:

Frecuentes: dificultades para orinar; aumento de la frecuencia de micción.

Poco frecuentes: incapacidad para orinar.

Raros: pérdida involuntaria de orina (incontinencia urinaria)

· Trastornos sexuales y de la reproducción:

Frecuentes: eyaculación / orgasmo anómalos (varones), falta de orgasmo, disfunción eréctil (impotencia);

irregularidades menstruales, tales como aumento del sangrado o aumento del sangrado irregular.

Poco frecuentes: orgasmo anómalo (mujeres).

· General:

Frecuentes: debilidad (astenia), escalofríos.

Poco frecuentes: sensibilidad a la luz del sol, inflamación de la cara, boca, lengua, garganta o manos y pies, con problemas para tragar o respirar (angioedema). Deje de tomar Zarelis retard y acuda a su doctor inmediatamente si experimenta los síntomas del angioedema.

Desconocidos: hinchazón de la cara o la lengua, falta de aliento o dificultad para respirar, a menudo con erupciones en la piel (esto puede ser una reacción alérgica grave).

ZARELIS Retard produce algunas veces efectos no deseados de los que puede que no sea consciente, tales como aumentos de la tensión arterial o un latido cardiaco anómalo; cambios ligeros en los niveles sanguíneos de enzimas hepáticas, sodio o colesterol. Con menos frecuencia, ZARELIS Retard puede reducir la función de las plaquetas de la sangre, lo que conduce a un aumento del riesgo de aparición de cardenales o hemorragia. Por tanto, su médico puede desear realizar análisis de sangre ocasionalmente, en particular si ha estado tomando Venlafaxina Retard durante mucho tiempo.
Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si nota cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.

5. CONSERVACIÓN DE ZARELIS RETARD

Mantener fuera del alcance y de la vista de los niños.
No utilice ZARELIS Retard después de la fecha de caducidad que aparece en el envase, después de CAD. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.
Conservar por debajo de 30ºC.
Blisters: Conservar en el envase original para protegerlo de la humedad.
Frasco de plástico: Mantener el frasco perfectamente cerrado para protegerlo de la humedad.

Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Deposite los envases y los medicamentos que no necesita en el Punto SIGRE de la farmacia. En caso de duda pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. D a forma ayudará a proteger el medio ambiente.

6. INFORMACIÓN ADICIONAL

Composición de ZARELIS Retard 150 mg comprimidos de liberación prolongada:

El principio activo es venlafaxina. Cada comprimido contiene 150 mg de venlafaxina (como hidrocloruro).
Los demás componentes son:
Núcleo: manitol (E421), povidona K-90, macrogol 400, celulosa microcristalina, sílice coloidal anhidra, estearato de magnesio.
Recubrimiento: acetato de celulosa, macrogol 400, Opadry Y 30 18037 (mezcla de hipromelosa, lactosa monohidrato, dióxido de titanio (E172) y triacetina).

Aspecto del producto y contenido del envase:

Comprimido de liberación prolongada blanco y redondo.
Zarelis Retard 150 mg está disponible en blisters de 10, 14, 20, 28, 30, 50, 56, 60, 100 y 500 comprimidos y en frascos de plástico de 10, 14, 20, 28, 30, 50, 56, 60, 100 y 500 comprimidos.
Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación:

Titular de la autorización de comercialización: ITALFARMACO, S.A.
San Rafael, 3 – 28108 Alcobendas (Madrid), ESPAÑA Tel.: 916572323
Responsable de la fabricación: Laboratorios LICONSA, S.A.
Avda. Miralcampo, Nº 7, Polígono Industrial Miralcampo
19200 Azuqueca de Henares (Guadalajara), ESPAÑA
Este medicamento está autorizado en los Estados Miembros del Espacio Económico Europeo con los siguientes nombres:
Austria: Faxiprol 150 mg, Retardtabletten
Suecia: Venlafaxine AGP 150 mg depottabletter
República Checa: Faxiprol 150
Alemania: Venlafaxin-ratipharm 150 mg
Dinamarca: Faxiprol 150
España: Zarelis Retard 150 mg comprimidos de liberación prolongada
Finlandia: Venlafaxine AGP 150 mg depottabletit
Hungría: Faxiprol 150 mg Retard tabletta
Noruega: Venlafaxine AGP 150 mg depottabletter
Eslovenia: Faxiprol 150 mg Tablete s podaljšanim sproš?anjem
Eslovaquia: Faxiprol 150

Este prospecto ha sido aprobado en Noviembre 2011

La información detallada y actualizada de este medicamento está disponible en la página Web de la Agencia
Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) http://www.aemps.es

Fuente: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios